La clave para una buena siesta

¿Te cuesta echar la siesta por la tarde? Una nueva investigación sugiere que el mejor remedio para dormir profundamente es tensar los músculos.

 

Tener problemas para conciliar el sueño es una experiencia muy habitual. Si te sucede a la hora de la siesta, no es menos frecuente. De hecho, la investigación sugiere que casi un tercio de los adultos experimentan insomnio crónico, un trastorno del sueño caracterizado por dificultades persistentes para conciliar el sueño o permanecer dormido. Pero, ¿y cuando se trata de la siesta?

Un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California, Irvine y la Universidad de Princeton en los EE. UU., estudió a 50 personas mientras se acostaban para echarse una siesta a la una de la tarde. Les pidieron que probaran, de forma intencionada, a tensar o apretar los músculos primero antes de intentar dormirse plácidamente. La idea era tensar músculos específicos del cuerpo, es decir, cerrar los puños y apretarlos con fuerza durante 10 segundos y luego relajarlos, por ejemplo. También dejaron un grupo de control al que no dieron estas indicaciones musculares.

La clave para una buena siesta
La clave para una buena siesta

¿Cuáles fueron los resultados?

Los investigadores encontraron que los dos grupos mostraban diferentes patrones de ritmo cerebral durante el sueño.

Las personas que intencionalmente tensaron y luego relajaron sus grandes grupos musculares antes de quedarse dormidas, tuvieron un 125% más de sueño profundo y un patrón de sueño mejorado en su siesta en comparación con aquellos que escucharon música relajante, expusieron los expertos en su estudio publicado en la revista Journal of Sleep Research.

"Descubrimos que aquellos que participaron en la tensión de músculos antes de dormir mostraron una mayor actividad del ritmo cerebral del sueño del lado derecho desde el principio, lo que esperamos ver en individuos más descansados", aclara Katharine Simon, autora principal de la investigación.

"Las ondas cerebrales pueden ser un indicador de la cantidad de sueño reparador que necesita el cerebro", continúa la experta.

¡A tensar músculos!

Por lo tanto, esto significa que la tensión muscular antes de la siesta respaldó algunas de las necesidades reparadoras de las que normalmente se ocupa el sueño, evidenciando que realizar esta práctica puede hacer que la siesta nos conduzca a un sueño más profundo.

"Puede proporcionar beneficios de restauración antes del sueño que generalmente ocurren durante el sueño y posiblemente, permitir que el sueño centre su apoyo en otras funciones, como la formación de la memoria o la salud emocional", concluye Simon.

Referencia: Katharine C. Simon, Elizabeth A. McDevitt, Rocco Ragano, et al. Progressive muscle relaxation increases slow-wave sleep during a daytime nap. Journal of Sleep Research. First published: 30 March 2022. DOI: https://doi.org/10.1111/jsr.13574

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo