Jurassic World: ¿podría funcionar la transfusión de sangre de Blue?

En la película Jurassic World: Fallen Kingdom, una veterinaria practica una transfusión de sangre de una Tyrannosaurus a una Velociraptor, pero ¿son este tipo de xenotransfusiones algo posible?

 

Durante la película Jurassic World: Fallen Kingdom, —y cuidado, que aquí viene un ‘spoiler’—, la hembra de ‘raptor’ Blue sufre un incidente a consecuencia del cual, pierde una gran cantidad de sangre. A bordo de un barco, su ‘paleoveterinaria’, la Doctora Zia Rodríguez —interpretada por Daniella Pineda— se ve obligada a practicarle una transfusión para evitar que muriera, pero al ser Blue la última de su especie, no le quedan más opciones que tratar de salvarle la vida empleando sangre de otro animal.

Así que, en una escena bastante tensa, los protagonistas Owen Grady (Chris Pratt) y Claire Dearing (Bryce D. Howard) extraen una bolsa de sangre de una Tyrannosaurus que, sedada, se encuentra en otra jaula del mismo barco. La misma Tyrannosaurus que se escapó de su cercado en 1993, en Jurassic Park.

¿Pero podría haber funcionado esta transfusión?

Escena de Jurassic World Fallen Kingdom (Universal)
Escena de Jurassic World Fallen Kingdom (Universal)

Transfusiones y xenotransfusiones

En los glóbulos rojos de los seres humanos existen ciertos antígenos que definen variables como el grupo sanguíneo (A, B o 0) o el factor Rh (positivo o negativo). Cuando una muestra de sangre tiene los mismos antígenos que la sangre del receptor o menos, su organismo puede aceptarla, pero cuando se transfunde sangre con antígenos que el receptor no tiene, comienzan los problemas. Por ese motivo, una persona con un grupo sanguíneo AB+ puede recibir cualquier tipo de sangre —es un receptor universal—, pero solo puede donar a otro AB+, mientras que, en el otro extremo, alguien 0- solo puede recibir sangre de otro 0-, pero puede donar a cualquier persona —es un donante universal—.

Otros animales, sin embargo, tienen antígenos distintos, y cuando se realiza una transfusión de sangre, dependiendo del animal, deben tenerse en cuenta distintos factores. Cada especie tiene sus particularidades, y, por tanto, transferir sangre de un animal a otro supone muchísimos más riesgos que transferirla entre animales de la misma especie. Sin embargo, es una práctica que se ha realizado; se denomina xenotransfusión —transfusión de una especie a otra—.

De hecho, las primeras transfusiones de sangre en humanos se hicieron con sangre de cordero. Y si bien entraña riesgos y dificultades, se reportaron éxitos en algunos casos. Se ha usado sangre de perro para transfundir a gatos y, con muchísimo más éxito, a zorros. También se muestran exitosas las transfusiones de sangre de oveja en cabra.

¿Podría funcionar la xenotransfusión?

Los animales modernos más cercanamente emparentados con Velociraptor son las aves. Aves y dromeosáuridos forman parte de un mismo grupo de dinosaurios, llamado Maniraptores, al cual no pertenece Tyrannosaurus. Por tanto, para saber si esa hipotética transfusión de sangre entre dos dinosaurios pudiese o no funcionar, lo mejor es comprobar cómo funcionan las xenotransfusiones en aves.

En veterinaria no es recomendable el uso de xenotransfusiones. Solo se realiza cuando no hay otra opción porque la vida del animal depende de ello, y no existe donante disponible. A diferencia de los perros y los gatos, las vacas, los caballos o los cerdos, animales muy comunes y de los que no es difícil encontrar un donante, al tratar aves, con frecuencia es complicado y a veces imposible hallar un donante de la misma especie, y la xenotransfusión se convierte en la necesidad.

Bolsa de sangre para transfusión
Bolsa de sangre para transfusión

Una revisión llevada a cabo en 2012 por Filipe Martinho, veterinario en la Universidad de Lusófona de Humanidades y Tecnologías de Lisboa, mostró que esta hemólisis —la degradación— de los glóbulos rojos es menor cuanto más próximos son los animales en términos evolutivos. Cuando se realizan xenotransfusiones en aves, se recomienda emplear como donante siempre a un animal del mismo género, y en caso de no hallarlo, al menos, que pertenezca a la misma familia u orden taxonómico.

De entrada, el argumento de Rodríguez para utilizar la sangre de Tyrannosaurus es su proximidad evolutiva; ambos del grupo de los Tetanuros. Eso es cierto, y como ya se ha expuesto, la mejor opción será la del individuo más cercanamente emparentado con el receptor.

Sin embargo, hay un detalle que se pasó por alto —quizá un error del personaje, quizá de los guionistas o quizá se pasó deliberadamente por alto para dar a la audiencia la escena con la hembra de Tyrannosaurus—. Y es que en el barco hay un dinosaurio, Gallimimus, que está más próximamente emparentado con Blue.

¿Existiría rechazo a la sangre?

Afortunadamente, la sangre de las aves no tiene anticuerpos preformados para los grupos sanguíneos de otras especies. Esto hace que la primera xenotransfusión sea, generalmente, segura. Aunque no siempre es eficaz; los glóbulos rojos del donante suelen sufrir hemólisis a las pocas horas o días después de la transfusión, y si sucede demasiado pronto, puede que el animal no llegue a recuperarse.

En principio, por tanto, la sangre de Tyrannosaurus podría funcionar con Blue, al menos para darle algo de tiempo a recuperarse, aunque habría sido mejor la de Gallimimus. Podemos aceptar que esa transfusión serviría para estabilizar al animal, y dar a la ‘paleoveterinaria’ el tiempo suficiente para proporcionarle los cuidados y la atención necesaria.

No obstante, al realizar esta xenotransfusión habría que tener en cuenta que solo funcionará una vez. El sistema inmunitario del receptor reconocerá la sangre del donante y fabricará anticuerpos específicos contra sus antígenos, de modo que si vuelve a recibir sangre del mismo tipo, el sistema inmunitario se defenderá. La hemólisis de los glóbulos rojos del donante será mucho más rápida, sufrirá una fiebre muy alta, urticaria, y un shock anafiláctico que, muy probablemente, conduzca a la muerte.

Referencias:

Deschamps, J.-Y. et al. 2005. History of xenotransplantation. Xenotransplantation, 12(2), 91-109. DOI: 10.1111/j.1399-3089.2004.00199.x

Martinho, F. 2012. Blood transfussion in birds. Revista Lusófona de Ciência e Medicina Veterinária, 5, 1-30.

Martony, M. E. et al. 2016. XENOTRANSFUSION IN AN ISLAND FOX (UROCYON LITTORALIS CLEMENTAE) USING BLOOD FROM A DOMESTIC DOG (CANIS LUPUS FAMILIARIS). Journal of Zoo and Wildlife Medicine, 47(3), 923-926. DOI: 10.1638/2015-0053.1

Spătariu, S. et al. 2019. Controversies Regarding Compatibility in Xenotransfusion With Blood From Dog to Cat (Review). Bulletin of University of Agricultural Sciences and Veterinary Medicine Cluj-Napoca. Veterinary Medicine, 76(1), 1. DOI: 10.15835/buasvmcn-vm:2018.0018

Vary (Álvaro Bayón)

Vary (Álvaro Bayón)

Soy doctor en biología, especializado en especies invasoras. Intento divulgar sobre ciencia y naturaleza mientras lucho férreamente contra las pseudociencias y el pensamiento mágico. Cuando me queda tiempo, cazo pokémon y hago artesanía. Además, soy (un poco) adicto al twitter.

Continúa leyendo