Jurassic World Dominion: ¿podríamos domar un dinosaurio?

Más allá de la fantasía del cine, ¿qué dice la ciencia?

 

En las películas de “Jurassic World”, Owen Grady tiene amaestrados a cuatro velocirraptores. Sabemos que la ficción puede tomarse la licencias que considere oportunas para entretener a los espectadores. Además, dinosaurios y humanos nunca vivieron juntos, por lo que esta pregunta pasa al terreno de la mera curiosidad. Pero, en base a lo que sabemos científicamente sobre los dinosaurios, ¿podríamos domar uno?

El macho alfa

Sería toda una fantasía salir a dar un paseo con tu dinosaurio. Owen Grady, personaje protagonista de la saga “Jurassic World”, cuenta con la “Raptor squad”. No solo es el criador de estos temidos dinosaurios, sino que se erige como el jefe de la manada. Queda claro, además, por los nombres de los cuatros especímenes de Velociraptor en la película, que siguen el orden del alfabeto de deletreo radiotelefónico internacional (International Radiotelephony Spelling Alphabet o IRSA). Ya sabéis, esa forma de comunicarse típica de las películas militares: Alpha, Bravo, Charlie, Delta... Los raptores se llaman Charlie, Delta, Echo y, la líder en las películas se llamó Blue, quizás para darle mayor entidad, pero en el videojuego “LEGO Jurassic World”, Blue es llamada Bravo. Y, efectivamente, Owen Grady quedaría como el “macho Alpha”.

Precisamente otro videojuego se hizo muy popular entre los gamers por permitir una experiencia virtual en la que convivir, cazar y, sobre todo, domar a tus propios dinosaurios. En “Ark: survival evolved” puedes domesticar tu propio ejército de criaturas prehistóricas con Triceratops, Brontosaurus, Tyrannosaurus rex y hasta Titanosaurus para pasearte sobre ellos por la isla del juego. Hubiese sido digno de ver un duelo de justa entre dos jinetes de Titanosaurus.

Fotograma de Jurassic World
Fotograma de Jurassic World

¿Cómo de inteligente eran los dinosaurios?

Pero dejemos de fantasear y busquemos respuestas rigurosas. Partimos del poco conocimiento que tenemos acerca del comportamiento de los dinosaurios. A través de sus restos fosilizados podemos saber cómo eran de manera más o menos certera, pero su forma de vivir, de pensar y actuar son cuestiones que difícilmente sobrepasan el nivel teórico de hipótesis.

Con todo, si actualmente vemos animales, a priori salvajes, domados por el ser humano, puede que no sea tan descabellado pensar en un dinosaurio obedeciéndonos. Leones, tigres, elefantes, delfines y hasta orcas se pueden ver interactuando de manera consciente con humanos. Y, todavía más importante, también águilas y otras aves, que son los dinosaurios que nos quedan con vida en la actualidad.

En las posibilidades de que un dinosaurio pudiera ser domado influye bastante su inteligencia, es decir, su capacidad de lógica, aprendizaje, razonamiento, comprensión... creo que tienes inteligencia para saber a lo que nos referimos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este tema es complejo. Nuestra inteligencia para fabricar un arma con la que sobrevivir en una situación determinada te puede parecer muy superior a la del resto de animales. Pero la inteligencia de un mono para subirse a un árbol y alejarse de un depredador, es igual de válida para sobrevivir.

Los dinosaurios más inteligentes

Según los paleontólogos, los dinosaurios más inteligentes fueron los carnívoros. Y, en concreto, destacan a los troodóntidos, terópodos emplumados que alcanzaban el metro de altura y dos metros de longitud, emparentados estrechamente con Velociraptor. Los investigadores se pueden hacer una idea de la inteligencia de una especie midiendo su cociente de encefalización, es decir, el tamaño de su cerebro en comparación con su cuerpo. En base a esto, Velociraptor podría tener la inteligencia de un ave rapaz, como un halcón o similares. Así que es posible que los cetreros fuesen los mejores domadores de dinosaurios. 

Un cerebro de dinosaurio fosilizado

Pero todavía podemos llegar más lejos en el conocimiento del comportamiento de los dinosaurios. En Wealden, Reino Unido, se descubrió parte de un cerebro fosilizado de Iguanodon, un herbívoro con 133 millones de años de antigüedad. Un estudio publicado en 2017 le atribuye a esta especie un cociente de encefalización de 1,4. Los humanos tenemos una cifra de entre 7,4 y 7,8, la más alta de todos los seres vivos, seguidos por los delfines con 5,5. Los perros tienen un índice de 1,2, por tanto, Iguanodon se situaría por encima, dejando atrás también a los cocodrilos actuales, con 1, y a los caballos, que tienen 0,9.

Estos datos no son, ni mucho menos, determinantes para aventurarnos a asegurar que podríamos haberle echado una montura en el lomo a un Triceratops y pasearnos por la feria de Sevilla. Pero tampoco nos niegan la fantasía. Las opciones estarían ahí.

Referencias:

Brasier, M. et al. 2017. Remarkable preservation of brain tissues in an Early Cretaceous iguanodontian dinosaur. Geological Society, Special Publications 448, 383-398. DOI: 10.1144/SP448.3.

Gascó Lluna, F. 2020. Los dinosaurios más inteligentes con JJ Priego. El Pakozoico. youtube.com.

Hendry, L. Vicious Velociraptor: tales of a turkey-sized dinosaur. Natural History Museum. nhm.ac.uk.

 

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo