Vídeo de la semana

Identifican al lobo gigante que inspiró los huargos de Juego de Tronos

Han secuenciado el ADN del lobo gigante prehistórico (Canis dirus), que se separó del resto de linajes hace casi 6 millones de años.

huargos
Mauricio Anton

El lobo prehistórico gigante, también llamado temible, es un animal icónico. Ahora, un nuevo estudio de la genética de este lobo ha sorprendido a los paleontólogos descubriendo que estos animales no eran lobos en absoluto, sino más bien el último de un linaje de perros que evolucionó en América del Norte.

El estudio paleogenómico, que ha sido publicado en la revista Nature, rechaza de pleno que hubiera ningún tipo de hibridación entre lobos gigantes y los lobos (Canis lupus). De hecho, sitúa a los lobos gigantes como primos muy lejanos de los lobos grises.

 

Los nuevos hallazgos también añaden nuevas capas a las cavilaciones de los expertos sobre por qué estos grandes lobos (o huargos, si seguimos con el guiño a Juego de Tronos), finalmente desaparecieron cuando se terminó la última edad de hielo. Estos depredadores se especializaron en la caza de camellos, caballos, bisontes y otros herbívoros en América del Norte durante millones de años. Cuando esas presas desaparecieron, también lo hicieron los lobos temibles.


El estudio es el primero en informar datos de todo el genoma sobre lobos gigantes prehistóricos.


"Los análisis genómicos de ADN antiguo representan una herramienta increíble para comprender mejor la historia evolutiva de especies antiguas y extintas", explican los autores.

 


Referencia: Angela R. Perri et al. Dire wolves were the last of an ancient New World canid lineage, Nature (2021). DOI: 10.1038/s41586-020-03082-x , www.nature.com/articles/s41586-020-03082-x

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo