Hombre e insectos: ¿por qué somos tan distintos si nuestros genes se parecen?

Similares genes, diferente regulación

El trabajo ha demostrado que, a pesar de que el genoma de los mamíferos es parecido al de otros grupos animales como los insectos, muestra una complejidad mucho mayor en sus funciones. En concreto, se ha encontrado que las homeoproteínas del tipo TALE Meis1, Meis2, Prep1, Prep2 y Pbx1, que hasta ahora se pensaba que funcionaban de forma similar a las de los insectos, tienen otras funciones independientes de Hox, y podrían tener un papel en el desarrollo de tumores. Por ejemplo, mientras que Meis1 activa el cáncer, Prep1 lo inhibe. Estos estudios pueden por tanto ayudar a identificar los mecanismos moleculares responsables de la formación de tumores. “El estudio ha permitido además la detallada descripción de las pequeñas secuencias de “palabras” de ADN que estas proteínas seleccionan entre los aproximadamente 3 billones de “letras” que contiene nuestro genoma”, ha explicado Miguel Torres, coordinador del trabajo. “Estos avances permitirán entender cómo los distintos Hox seleccionan sus genes diana, y de este modo profundizar en su función biológica, tanto en condiciones normales como patológicas”, ha concluido.

Etiquetas: cienciagenoma humanogenéticainsectos

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS