Hallan una supertierra casi tan antigua como el propio universo

La supertierra orbita una de las estrellas más remotas de nuestro cosmos: tiene unos 10.000 millones de años.

supertierra-antigua
W. M. Keck Observatory/Adam Makarenko

¿Cuánto puede vivir un planeta? A tenor de este descubrimiento, está claro que pueden vivir mucho tiempo. Un equipo de científicos ha localizado, gracias a la misión TESS (Satélite de reconocimiento de exoplanetas en tránsito) dedicada a la caza de planetas de la NASA, un exoplaneta caliente y rocoso, TOI-561b; una supertierra que se encuentra orbitando alrededor de una de las estrellas más antiguas situadas en nuestra Vía Láctea.

La supertierra, que orbita alrededor de esta vieja estrella, una enana naranja llamada TOI-561, a solo 280 años luz de distancia de la Tierra, es un 50% más grande que nuestro planeta y tiene tres veces su masa.


"Calculamos que su densidad era la misma que la de nuestro planeta. Esto es sorprendente porque cabría esperar que la densidad fuera mayor. Esto es consistente con la noción de que el planeta es extremadamente antiguo. Su existencia muestra que el universo ha estado formando planetas rocosos casi desde su inicio", exponen los autores.


Como curiosidad, el planeta gira alrededor de su estrella anfitriona en una vertiginosa órbita de 10,5 horas. Es decir, a pesar de su tamaño comparado con nuestro planeta, apenas necesita menos de medio día terrestre para realizar una órbita completa (concretamente 0,44 días).


"Por cada día que estás en la Tierra, este planeta orbita su estrella dos veces", aclara Stephen Kane, astrofísico planetario de la Universidad de California en Riverside.

 

 

¿A qué se debe esta órbita desenfrenada?

En parte, se debe a la proximidad del planeta con respecto a su estrella. Está muy cerca, lo que también provoca temperaturas de superficie de más de 1.700 ° C, demasiado cálido para albergar la vida tal y como la conocemos hoy (aunque alguna vez pudo haber sido posible).


"Las estrellas en esta región son químicamente distintas, con menos elementos pesados como el hierro o el magnesio que están asociados con la construcción de planetas", comenta Lauren Weiss, investigadora postdoctoral de la Universidad de Hawái y coautora del trabajo que publica la revista The Astronomical Journal.

Y es que los elementos más pesados ​​del cosmos -más pesados ​​que el hierro-, se forjan en los corazones de las estrellas, en las supernovas al final de la vida de una estrella masiva y en las colisiones entre estrellas muertas igualmente masivas. De ahí que las estrellas más vetustas del universo sean muy pobres en metales. Y, en cuanto a los planetas, a medida que estos envejecen, se vuelven menos densos porque no hay tantos elementos pesados ​​disponibles como en el momento en el que se formaron.

La estrella TOI-561, de baja metalicidad, como hemos comentado, alberga al menos tres pequeños planetas en tránsito, llamados TOI-561b (la supertierra), TOI-561c y TOI-561d, y es uno de los sistemas planetarios más antiguos y pobres en metales descubiertos hasta ahora en nuestra galaxia.

"Aunque es poco probable que este planeta en particular esté habitado hoy en día, puede ser un presagio de muchos mundos rocosos aún por descubrir alrededor de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia", concluye Kane.

 

Referencia: Lauren M. Weiss et al. 2021. The TESS-Keck Survey. II. An Ultra-short-period Rocky Planet and Its Siblings Transiting the Galactic Thick-disk Star TOI-561. AJ 161, 56; doi: 10.3847/1538-3881/abd409

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo