Hallan tres nuevas especies de primates que vivieron hace más de 40 millones de años

El descubrimiento aumenta de 15 a 18 el número total de primates del género omomioide conocidos de ese periodo.

 

La ciencia, que trabaja entre otras cosas en la búsqueda de las piezas del puzzle que terminen de completar la comprensión de la evolución humana, ha dado con tres eslabones en la familia de los primates que nos era desconocido hasta el momento. En concreto, se trata de tres especies de primates, encontrados en San Diego, California, y que vivieron en esta zona cuando era todo un exuberante bosque, hace entre 42 y 46 millones de años.

Un descubrimiento impactante y emocionante, realizado por biólogos de la Universidad de Texas, en Austin, que revela más datos sobre cómo evolucionaron los primates y completa el mapa de los parientes de la especie humana.

 

No es la primera vez que se encuentran fósiles de primates en el condado de San Diego. Desde la década de 1930, se han descubierto muchos de ellos en las areniscas y piedras arcillicas que conforman la formación ‘Friars’.

El nuevo trabajo retoma la importante colección que recopiló, antes de su muerte en 2007, el paleontólogo Stephen Walsh y los trabajadores de campo del Museo de Historia Natural de San Diego (SDNHM).

Estos hallazgos duplican el número de géneros de primates conocidos representados en la formación 'Friars' y además aumentan el número total de primates omomioides conocidos de ese periodo de 15 a 18.

 

Así son las tres especies descubiertas

Las tres nuevas especies se han nombrado Ekwiiyemakius walshi, Gunnelltarsius randalli y Brontomomys cerutti.

 

Ekwiiyemakius walshi, la más pequeña de las tres nuevas especies, pesaba entre 113 y 125 gramos. Su nombre significa "detrás de las nubes", por la ubicación de las cabeceras de los ríos San Diego y Sweetwater.

Gunnelltarsius randalli pesaba entre 275 y 303 gramos, aproximadamente del tamaño del lemur enano de cola adiposa de hoy en día.

Brontomomys cerutti, por su parte, era grande en comparación con la mayoría de otros primates y se estimó que pesaba entre 719 y 796 gramos, aproximadamente del tamaño de un lémur deportivo vivo. Debido a su gran tamaño, su nombre deriva de la palabra griega brontē, o "trueno”.


Imagen: /Randwolf. Universidad de Texas.

Más información: Amy L. Atwater, E. Christopher Kirk. 'New middle Eocene omomyines (Primates, Haplorhini) from San Diego County, California'. Journal of Human Evolution. (2018).

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es