Hallan signos de actividad geológica en Venus

Los científicos han encontrado evidencia de que zonas de la superficie venusiana se mueven en algo parecido a la tectónica de placas.

geologia-venus
Byrne et al

El planeta Venus podría seguir siendo geológicamente activo a día de hoy. Un equipo internacional de científicos utilizó imágenes de radar antiguas de la misión Magallanes de la NASA que finalizó en 2004, para estudiar la superficie de Venus. Encontraron lugares donde trozos de corteza se deslizaban y giraban como "bloques de hielo". El estudio sugiere que Venus puede estar generando actividad geológica desde lo más profundo del planeta, contrariando la creencia anterior de que la corteza de Venus era un bloque sólido; que contaba con una capa exterior sólida inmóvil o litosfera. Parece que esto no es así.

 


Como hielo flotando en el océano

Gran parte de la frágil corteza superior de Venus se rompe en fragmentos que se empujan y se mueven, y el lento batir del manto de Venus debajo de la superficie podría ser el responsable. Los expertos comparan la actividad relativamente reciente con la forma en que los fragmentos de hielo se mueven en el mar en las regiones polares de la Tierra.

Concretamente, los investigadores han identificado un patrón de deformación tectónica que sugiere que muchas de las tierras bajas del planeta se han fragmentado en bloques corticales discretos y que estos bloques se han movido unos de otros en el pasado geológicamente reciente. Para llegar a esta conclusión, crearon un modelo informático de esta deformación y descubrieron que el movimiento lento del interior del planeta puede explicar el estilo de la tectónica que se ve en la superficie.

"Hemos identificado un patrón de deformación tectónica no reconocido previamente en Venus, uno que es impulsado por el movimiento interior al igual que en la Tierra", comenta Paul Byrne, investigador planetario en el Departamento de Ciencias Marinas, Terrestres y Atmosféricas de North Universidad Estatal de Carolina y líder del trabajo que publica PNAS. "Aunque es diferente de la tectónica que vemos actualmente en la Tierra, todavía es evidencia de que el movimiento interior se expresa en la superficie del planeta".

 

Esto no solo ofrece información sobre el propio planeta Venus, sino que podría ayudarnos a comprender mejor la evolución y la dinámica de la tectónica en la Tierra primitiva porque, a todas luces, nuestro planeta es esencialmente un bicho raro en el sistema solar. La tectónica de placas es una de esas características que destacan, pues nuestro planeta dibuja un mosaico dividido de placas tectónicas móviles.

No hay tectónica de placas en Mercurio, Marte o la Luna. Y tampoco en Venus, algo que siempre nos ha resultado extraño, considerando los tamaños y composiciones geológicas similares que tienen ambos planetas.


La actividad tectónica de Venus podría ser una prueba de que, a escala global, debajo de la superficie del planeta, podría estar fluyendo una región fundida llamada manto. Aunque la litosfera de Venus no es lo suficientemente gruesa para formar placas que se subducen, sí lo es para haberse fragmentado en bloques que empujan y tiran.

 

Referencia: “A Globally Fragmented and Mobile Lithosphere on Venus” by Paul K. Byrne, Richard C. Ghail, A. M. Celâl Şengör, Peter B. James, Christian Klimczak and Sean C. Solomon, 21 June 2021, Proceedings of the National Academy of Sciences.
DOI: 10.1073/pnas.2025919118

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo