Hallan dos súper-tierras en el sistema planetario más cercano al Sol

Este sistema planetario múltiple se encuentra a menos de 11 años luz de distancia de la Tierra.

Orbitando a una estrella tipo M (enana roja) justo dentro de la zona habitable, Gliese 887b y Gliese 887c son las dos súper-tierras que se encuentran en nuestro vecindario solar y cuyo descubrimiento se detalla en sendos estudios publicados en la revista Science.


Podrían ser incluso tres las súper-tierras orbitando alrededor de una de las estrellas enanas rojas más brillantes del cielo nocturno. Según los expertos, GJ 887, que tiene aproximadamente la mitad de la masa de nuestro Sol, está a solo 11 años luz de distancia, lo que lo convierte en uno de los sistemas de varios planetas más cercanos a nuestro sistema solar, y nos ofrece la oportunidad de estudiar atmósferas de exoplanetas.

Una súper-tierra es un exoplaneta más masivo que la Tierra pero menos masivo que Urano o Neptuno.

"Ahora sabemos de miles de planetas de súper masa terrestre o más pequeños, pero la mayoría de esos planetas orbitan estrellas distantes y débiles", explica Chris Tinney de la Universidad de NSW de Australia, y coautor del trabajo. "Los planetas que orbitan alrededor de estrellas cercanas son clave para búsquedas con futuros telescopios para ambas atmósferas exoplanetarias, y eventualmente evidencia de vida".

Eso sí; como los planetas están en el 'borde interior' de la zona habitable, que es la región donde el agua líquida puede permanecer en la superficie, pueden estar demasiado calientes para mantener la vida. Sin embargo, el otro mundo podría ser capaz de soportar agua líquida.

 


¿Cómo se han descubierto?

Las estrellas tipo M son tan débiles que incluso la estrella más cercana al Sol, Proxima Centauri, requiere un telescopio potente para observarla. Gliese 887 (también conocida como Lacaille 9352) es la enana roja más brillante.


Los nuevos planetas se encontraron utilizando un instrumento de alta precisión para la búsqueda de planetas en el telescopio de 3,6 metros del Observatorio Europeo Austral en La Silla en Chile mediante el método de velocidad radial (oscilación Doppler). Los astrónomos australianos estaban trabajando con el equipo internacional RedDots que busca planetas terrestres alrededor de estrellas enanas rojas cuando se toparon con este descubrimiento.

Llamados GJ 887b y GJ 887c, los planetas podrían ser mundos rocosos como la Tierra, pero es muy probable que estén bloqueados por la marea de su estrella, lo que significa que un lado siempre estará de frente a la estrella y en perpetuo día, mientras que en el otro siempre será de noche. Una oscuridad eterna. Gliese 887b tiene una órbita de solo 9,3 días y Gliese 887c de 22 días y se estima que tiene una temperatura promedio de 79ºC. Sus masas son aproximadamente 4,2 y 7,6 veces las de la Tierra, respectivamente. Si el tercer exoplaneta existe, -por el momento existe evidencia de su posible existencia- Gliese887d , se cree que tendría una órbita de 51 días, lo que lo haría un poco más cálido que la Tierra.

Para una estrella como el Sol, los planetas habitables deben estar ubicados lo suficientemente lejos como para que sus órbitas tarden bastante en completarse (no unos días). Si Gliese 887 fuera tan activa como nuestro Sol, que no lo es, es probable que un fuerte viento estelar barriese las atmósferas de los planetas. Esta enana roja tiene muy pocas manchas solares, a diferencia de nuestra estrella. Esto significa que los planetas recién descubiertos pueden retener sus atmósferas, o tener atmósferas más gruesas que la Tierra, y potencialmente albergar vida, a pesar de que GJ887 recibe más luz que la Tierra. La otra característica interesante que descubrió el equipo es que el brillo de Gliese 887 es casi constante. Por lo tanto, será relativamente fácil detectar las atmósferas del sistema de súper-tierras, convirtiéndolo en un objetivo principal para el telescopio espacial James Webb, un sucesor del telescopio Hubble.

"Estos planetas proporcionarán las mejores posibilidades para estudios más detallados, incluida la búsqueda de vida fuera de nuestro sistema solar", comenta Sandra Jeffers, de la Universidad de Gotinga y autora principal del estudio.

Si próximas observaciones confirman la presencia del tercer planeta en la zona habitable, está claro que GJ 887 podría convertirse en uno de los sistemas planetarios más estudiados de nuestro vecindario solar.

 

También te puede interesar:

Referencia: S.V. Jeffers el al., A multiple planet system of super-Earths orbiting the brightest red dwarf star GJ 887.Science (2020). science.sciencemag.org/cgi/doi … 1126/science.aaz0795

Multiple, quiet, and close by. Science (2020). science.sciencemag.org/cgi/doi … 1126/science.abb0217

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo