Hallado en Huelva un fósil con más de 500 millones de años

Una nueva especie de trilobites se suma al conocimiento sobre la vida en el Cámbrico.

 

Un equipo internacional de paleontólogos ha descubierto un fósil de trilobites en el municipio onubense de Cumbres de San Bartolomé. El hallazgo viene a sumar al conocimiento que tenemos acerca de la fauna del Cámbrico, el período en el que nuestro planeta asistió a una explosión de vida y aparecieron los primeros organismos pluricelulares, más complejos que las precedentes esponjas o medusas.


Una historia de 500 millones de años

La investigación ha estado encabezada por el onubense Luis Collantes, doctorando en la Universidad de Coímbra, en Portugal, y geólogo por la Universidad de Huelva. El fósil, con un tamaño de apenas milímetros, ha sido descrito como Chelediscus garzoni. Se trata del primer fósil de Chelediscus que se ha encontrado en el sur de Europa, de ahí la importancia del descubrimiento, pues supone un hallazgo localizado en la zona oeste de Gondwana, el bloque continental que acabaría colisionando con el resto de continentes para formar el supercontinente Pangea. Los restos fósiles hallados están datados con una cronología de entre 509 y 514 millones de años de antigüedad. Según Luis Collantes:

“Se trata de una nueva especie dentro del género. Los caracteres morfológicos que presenta no coinciden con ninguna de las especies descritas a día de hoy. Es un avance en lo referente al conocimiento del linaje evolutivo de este grupo de trilobites”.

Chelediscus es un género de trilobites descrito por Awa Rushton en 1966. Los trilobites habitaron los mares del planeta durante el Paleozoico y son una clase de artrópodos, el filo más numeroso y diverso del reino animal. En esta división taxonómica se incluyen animales invertebrados que cuentan con algún tipo de esqueleto externo y apéndices articulados, como es el caso de los insectos, las arañas y los crustáceos.

Estos trilobites fueron las formas bentónicas que dominaron los ecosistemas marinos de la era paleozoica. Los bentos son aquellos organismos que se entierran en la arena, como las almejas, berberechos y caracoles, así como los que se adhieren a las rocas, entre otras características. Esta forma de vivir es lo que ha permitido que muchos trilobites nos hayan llegado hasta hoy fosilizados en las rocas que en su día formaron parte de los fondos marinos, formando una infinidad de familias, géneros y especies a las que hay que sumar otra más tras el hallazgo realizado en Huelva.

La vida compleja se abre camino

Los trilobites tienen el cuerpo plano y generalmente ovalado. Independientemente de su tamaño, se caracterizan por tener un cuerpo dividido en tres partes: la cabeza, el tórax y el pigidio. Sin embargo, su nombre responde a los “tres lóbulos” que recorren el cuerpo desde la cabeza al final del mismo de manera longitudinal. Estos se componen del lóbulo axial o raquis en la zona central, flanqueado por el lóbulo pleural izquierdo y el lóbulo pleural derecho. Aunque contaban con antenas y patas, son pocos los fósiles que han podido conservar estas estructuras tan finas y susceptibles de descomponerse antes de que finalice el proceso de fosilización. Tenemos restos de trilobites que miden desde unos pocos milímetros, como el espécimen protagonista de esta noticia, hasta los 90 centímetros de longitud.

El estudio sobre el hallazgo ha sido publicado en la prestigiosa revista Historical Biology. An International Journal of Paleobiology. El nombre de la nueva especie, Chelediscus garzoni, es un homenaje a Ignacio Garzón González, un aficionado a la paleontología que lleva años realizando una importante labor impulsando el estudio, conservación y divulgación del patrimonio geológico y paleontológico de la Sierra de Aracena.

El género ya contaba con especímenes hallados en Inglaterra, Terranova, Nueva York, Suecia y Rusia. Este nuevo descubrimiento en España ayuda a vincular la fauna con los antiguos continentes de Avalonia, Baltica, Siberia y Laurentia. Además, no es el primer fósil que aparece en la zona, sino que el equipo de investigación lleva varias campañas de trabajo en las que han podido localizar otros fósiles del Cámbrico como Serrodiscus, Callavia y Marocella. La nueva especie de trilobites alienta al equipo a seguir buscando nuevas evidencias de vida pertenecientes a un pasado tan remoto.

Referencias:

Collantes, L. et al. 2022. First report of Chelediscus Rushton, 1966 (Trilobita) from Western Gondwana, with description of a new species from the Cambrian Series 2 of Spain. Historical Biology, DOI: 10.1080/08912963.2022.2109966.

  1. P. 2022. La Sierra de Huelva, escenario de un hallazgo paleontológico. huelvainformacion.es.

 

Fran Navarro

Fran Navarro

Historiador y escritor (esto último solo lo digo yo). El destino me reservaba una carrera de ensueño en el mundo académico, pero yo soy más de divulgar, hacer vídeos y contenidos culturales para que mi madre se entere bien de lo que hablo. De entre las cosas menos importantes de la vida, los libros son lo más importante para mí. Y como no hay nada mejor que conocer bien un asunto para disfrutarlo al máximo, hice el máster de Documentos y Libros, Archivos y Bibliotecas. Para esto y todo lo demás tengo Twitter: @FNavarroBenitez.

Continúa leyendo