Hallada una partícula que es materia y antimateria al mismo tiempo

Pruebas de laboratorio han encontrado evidencias del fermión de Majorana o partícula del ángel, cuyas propiedades podrían usarse para construir potentes ordenadores cuánticos.

También te puede interesar: Atrapan antimateria durante 16 minutos
SEGURO QUE TE INTERESA...

"Nuestro equipo predijo exactamente dónde encontrar el fermión de Majorana y qué buscar como su firma experimental", ha expresado Zhang. Un descubrimiento que finaliza con una de las búsquedas más intensivas en física fundamental, de casi un siglo de duración.

Para demostrar su existencia, se ha llevado a cabo un sofisticado y complejo experimento, extremadamente difícil de concebir, configurar y llevar a cabo. Con todo, la señal que produjeron los fermiones de Majorana "fue clara e inequívoca", dijeron los investigadores.

¿Qué es la antimateria?

La antimateria y la materia son simétricas, idénticas en masa, pero con carga contraria. Según esto, cada partícula del universo posee su propia antipartícula. Eso sí, "con una interesante propiedad: la materia, en contacto con la antimateria, desaparecerían en un estallido de energía", tal como cuenta el doctor en física de partículas y divulgador científico, Javier Santaolalla. "La existencia de la antimateria ha sido probada por la ciencia, y se ha observado y medido en rayos cósmicos, en entornos controlados de laboratorio y en materiales radiactivos".

Por tanto, con un antiprotón y un antielectrón, sería posible formar todos los átomos y moléculas que quisiéramos: antihidrógeno, antiagua… De hecho, la ciencia predice que, si nos encontráramos con nuestro doble de antimateria, exactamente igual a nosotros, ambos desapareceríamos en un estallido de energía inimaginable. Una información que permite plantear la opción de usar la antimateria como fuente de energía.

Las posibilidades de la 'partícula del ángel'

En el futuro, Zhang  afirma que los fermiones de Majorana podrían ser usados ​​para construir ordenadores cuánticos cuya información no sea eliminada por el ruido ambiental. Un único qubit de información podría almacenarse en dos fermiones ampliamente separados de Majorana, disminuyendo la posibilidad de que algo pudiera perturbarlos a la vez y hacerles perder la información que llevan.

Por el momento, el científico ya ha sugerido un nombre: la 'partícula del ángel', en referencia al best seller Ángeles y Demonios en el que una fraternidad secreta tramas de volar el Vaticano con una bomba de tiempo cuyo poder explosivo viene de la antimilación materia-antimateria.

Etiquetas: cienciafísicafísica cuánticaparticulas

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS