Europa, más parecida a la Tierra de lo que parece

Las condiciones químicas en el océano subterráneo de esta luna de Júpiter podrían propiciar el desarrollo de la vida, según un nuevo estudio.

Sin embargo, en este nuevo ensayo, un equipo de investigadores, coordinado por el astrobiólogo Steve Vance, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, sugiere que la vida podría haber surgido en Europa incluso si no existieran las citadas chimeneas o si en el satélite no se diera cualquier tipo de proceso volcánico. Vance y sus colaboradores apuntan que la producción de oxígeno en Europa –procedente, sobre todo, de la capa helada que cubre esa masa de agua– es unas diez veces mayor que la de hidrógeno, un fenómeno parecido a lo que ocurre en la Tierra y, en su opinión, clave para que las posibles formas de vida tengan la energía necesaria para prosperar.

Además, indican que cuando el agua entra en contacto con las rocas de la corteza oceánica de esta luna joviana, a través de fracturas que podrían adentrarse hasta 25 kilómetros en el interior de la misma, tendrían lugar distintas reacciones químicas que darían origen a nuevos compuestos y a la formación de más hidrógeno.

La NASA planea poner en marcha una misión que en la década de 2020 estudiará a fondo la composición química de este océano.

Imagen: NASA

Etiquetas: astronomíaciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS