Estos fueron los primeros animales que desarrollaron esqueletos duros

Resuelto un antiguo misterio sobre la evolución de la vida en la Tierra gracias al hallazgo de los restos de una especie de medusa de 500 millones de años.

 

Determinar la apariencia de las primeras criaturas que desarrollaron esqueletos les había resultado imposible a los científicos. Hasta ahora. Un equipo de científicos de la Universidad de Oxford (Inglaterra) ha podido resolver un antiguo enigma en la historia de la vida en la Tierra al determinar la apariencia de los primeros animales que crearon esqueletos gracias a un tesoro de fósiles descubierto en la provincia oriental de Yunnan, China.

Durante un evento llamado Explosión Cámbrica hace alrededor de 550-520 millones de años, los primeros animales en construir esqueletos duros y robustos aparecieron repentinamente en el registro fósil en un abrir y cerrar de ojos geológico.

 


¿Cómo eran los primeros animales con esqueletos?

Muchos de estos primeros fósiles son simples tubos huecos que van desde unos pocos milímetros hasta muchos centímetros de largo. Sin embargo, se desconocía casi por completo qué tipo de animales contaban con estos esqueletos, porque carecen de la conservación de las partes blandas necesarias para identificarlos como pertenecientes a los principales grupos de animales que todavía están vivos en la actualidad.

El nuevo hallazgo se ha publicado en la revista Proceedings of the Royal Society B y completan un vacío crucial en nuestra comprensión de la historia evolutiva de la Tierra.

animales-esqueletos-duros
Reconstruction by Xiaodong Wang

Los fósiles están muy bien conservados

La colección recién descubierta de fósiles de 514 millones de años incluye cuatro ejemplos de Gangtoucunia aspera que aún tienen tejidos blandos intactos, como el estómago y las piezas bucales. Tenía una boca rodeada de tentáculos lisos, no ramificados, de 5 mm de longitud que probablemente utilizaban para picar y atrapar presas, como pequeños artrópodos, explican los científicos.

"Este es realmente un descubrimiento único en un millón. Estos misteriosos tubos a menudo se encuentran en grupos de cientos de individuos, pero hasta ahora se los consideraba fósiles 'problemáticos' porque no teníamos forma de clasificarlos", comentó Luke Parry, Departamento de Ciencias de la Tierra, Universidad de Oxford, en un comunicado de prensa. "Gracias a estos nuevos especímenes extraordinarios, una pieza clave del rompecabezas evolutivo se ha colocado firmemente en su lugar".

Los fósiles también indican que Gangtoucunia tenía un intestino ciego dividido en cavidades interiores que llenaba la longitud del tubo y solo estaba abierto en un extremo, unas características presentes en las medusas modernas, las anémonas y sus primos cercanos (conocidos como cnidarios), que son animales de cuerpo blando que son extremadamente poco comunes en el registro fósil.


Estos animales estuvieron entre los primeros en construir los esqueletos duros que componen gran parte del registro fósil conocido.

Los nuevos especímenes desacreditan una teoría común sobre el origen de Gangtoucunia: "Un modo de vida tubicolous parece haberse vuelto cada vez más común en el Cámbrico, lo que podría ser una respuesta adaptativa a la creciente presión de depredación en el Cámbrico temprano", reveló el coautor Xiaoya Ma en el mismo comunicado de prensa.

Este estudio subraya cuán vital es la preservación de los tejidos blandos para comprender estas especies extintas.

Referencia: Exceptional soft tissue preservation reveals a cnidarian affinity for a Cambrian phosphatic tubicolous enigma Guangxu Zhang , Luke A. Parry , Jakob Vinther and Xiaoya Ma Published:02 November 2022 Proceedings of the Royal Society B DOI: https://doi.org/10.1098/rspb.2022.1623

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo