Este es el fósil del insecto más antiguo conocido

Se trata de un milpiés de 425 millones de años de antigüedad, que sugiere que los insectos evolucionaron mucho más rápido de lo que se creía.

fósil milpiés
El fósil del insecto más antiguo conocido está en Kerrera, una isla en Escocia. Crédito: Michael Brookfield.

Los científicos están de acuerdo en que los insectos actuales evolucionaron de unas criaturas, los artrópodos, que sugieron lentamente en un océano lleno de vida en el periodo Cámbrico, hace unos 542 millones de años. Unos ciento cincuenta millones de años más tarde, durante la Era Paleozoica, los insectos de gran tamaño ya dominaban la Tierra. 

Pero un reciente hallazgo del fósil de un milpiés de 425 millones de años sugiere que los insectos evolucionaron mucho más rápido de lo que se creía. Es el fósil más antiguo conocido de un insecto o arácnido, unos 75 millones de años más viejo que la edad que otros científicos habían estimado para el milpiés más antiguo. Este descubrimiento, realizado por investigadores de la Universidad de Texas en Austin en la isla escocesa de Kerrera, proporciona evidencia de que los antepasados de los insectos pasaron de comunidades que rodeaban los lagos a ecosistemas forestales complejos en solo 40 millones de años. 

Se trata de un gran salto que, en el esquema de la evolución de la vida en la Tierra, no llevó demasiado tiempo, según Michael Brookfield, investigador asociado de la Facultad de Geociencias Jackson de UT Austin y profesor adjunto en el Universidad de Massachusetts Boston: "Parece ser una rápida evolución desde estos valles montañosos, hasta las tierras bajas, y luego en todo el mundo", como se puede leer en un comunicado emitido por la propia Universidad. La investigación fue publicada recientemente en la revista Historical Biology. 

Plantas e insectos podrían ser más antiguos de lo que creíamos 

Para datar la edad del fósil, los investigadores utilizaron una técnica conocida como datación de reloj molecular, que se basa en la tasa de mutación del ADN. Otra investigación que usa datación fósil descubrió que el fósil más antiguo de una planta de tallo que habita en la tierra (también de Escocia) tiene 425 millones de años, también 75 millones de años menos que las estimaciones anteriores.  
Brookfield cree que es posible que haya fósiles más antiguos todavía de insectos y plantas. Si este es el caso, también significa que tanto los insectos como las plantas evolucionaron mucho más rápido que la línea de tiempo indicada por el reloj molecular. Se han fechado abundantes depósitos de insectos a solo 20 millones de años más tarde que los fósiles. Y 40 millones de años después, hay evidencia de prósperas comunidades forestales llenas de arañas, insectos y árboles altos. 

Este estudio es el primero en abordar la edad de los antiguos milpiés. ¿Y por qué hemos esperado tanto? Stephanie Suárez, estudiante de doctorado de la Universidad de Houston cree que se debe a la dificultad de extraer circonitas, un mineral microscópico necesario para fechar con precisión los fósiles, del sedimento de roca ceniza en el que se preserva el fósil. Las circonitas se eliminan fácilmente al intentar aflojar su agarre sobre el sedimento. Y una vez que se liberan con éxito de la roca circundante, recuperar las circonitas implica “una precisión comparable a trabajar con un alfiler pegado a la punta de un lápiz”, explican desde la Universidad de Texas. 


Referencias: 

‘Myriapod divergence times differ between molecular clock and fossil evidence: U/Pb zircon ages of the earliest fossil millipede-bearing sediments and their significance’. M. E. Brookfield ,E. J. Catlos &S. E. Suarez (13 May 2020) https://doi.org/10.1080/08912963.2020.1761351 

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo