Esta es la reserva de cielo oscuro más grande del mundo

La Asociación Internacional de Cielo Oscuro, entre otras, han delimitado esta espectacular zona preservada de la contaminación lumínica.

 

El Parque Nacional Big Bend en Texas (Estados Unidos) acaba de convertirse en parte de la reserva de cielo oscuro más grande del mundo. Cruza la frontera entre Estados Unidos y México con alrededor de 40 000 kilómetros cuadrados. Es la Reserva Internacional de Cielo Oscuro Greater Big Bend cuyo objetivo es minimizar la propagación de la contaminación lumínica mediante la adopción de prácticas amigables con el cielo nocturno.

“Esta reserva protege tanto la investigación científica como las misiones de educación pública del Observatorio McDonald”, dijo Taft Armandroff, director del Observatorio McDonald de UT Austin. “Desde 1939, el observatorio ha permitido el estudio del cosmos por parte de profesores, estudiantes e investigadores de UT Austin y otras instituciones de educación superior de Texas, con temas que van desde planetas que orbitan estrellas cercanas hasta la expansión acelerada del universo”.

Es la única reserva de este tipo que cruza una frontera internacional

Esta nueva zona de cielo oscuro ha sido posible gracias a una asociación entre el Observatorio McDonald de la Universidad de Texas en Austin, The Nature Conservancy, la Asociación Internacional de Cielo Oscuro (IDA) y muchos otros. La designación, otorgada por el IDA, reconoce el compromiso de organizaciones, gobiernos, empresas y habitantes de la región por mantener los cielos oscuros.

IDA es una organización sin fines de lucro que se esfuerza por reconocer los parques y reservas públicas de todo el mundo con una contaminación lumínica mínima, es decir, sin luz artificial excesiva. Todo ello para cumplir los criterios necesarios para observar un cielo nocturno estrellado.

La adopción de la reserva de cielo oscuro más grande del mundo beneficiará no solo a la investigación astronómica, sino también a la vida silvestre, la ecología y el turismo.

Contar con certificación oficial de “cielo oscuro” tiene bastantes ventajas. Las prácticas de iluminación empleadas aumentan la seguridad y reducen la energía.

“La certificación de esta reserva es verdaderamente un momento histórico para el movimiento del cielo oscuro”, comenta Ashley Wilson, directora de conservación de IDA. “Reconocemos décadas de arduo trabajo, administración ambiental nocturna, programas estelares de divulgación y múltiples incentivos locales para brindar soluciones tangibles y factibles que limiten la propagación de luz artificial excesiva y derrochadora. Esto demuestra que las asociaciones y los esfuerzos de cielo oscuro a escala de paisaje pueden convertirse en realidad con la dedicación de un equipo de partes interesadas clave y comunidades apasionadas”.

Referencia: Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos)

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo