¿Era Severo Ochoa un gran deportista?

El médico y científico español fue galardonado 1959 con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina, junto al estadounidense Arthur Kornberg.

Severo Ochoa de Albornoz (1905-1993) que fue honrado con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina (en 1959) junto a su discípulo Arthur Kornberg (cuyo hijo Roger David Kornberg obtuvo el Premio Nobel de Química en el 2006), sentía un gran amor por el atletismo. A pesar de que no lo practicaba tanto como le gustaría, era seguidor del mismo. Incluso decía que uno de sus sueños no cumplidos era el de haber participado en unos Juegos Olímpicos.

 


Científicos poco deportistas

No todos los científicos son amantes del deporte. Por contra, genios como el padre de la ciencia ficción y profesor de bioquímica, Isaac Asimov, no solo odiaba el deporte sino que ni siquiera sabía montar en bicicleta. Además padecía agorafobia, por lo que su miedo a los espacios abiertos o descubiertos le llevaba a pasar mucho tiempo en habitaciones sin ventanas.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo