Encuentran un trilobites con cientos de ojos

¡Sorpresa! El análisis de rayos X de un fósil de hace 390 millones de años ha revelado que debajo de sus ojos se ocultan cientos de ojos diminutos.

trilobites
Universidad de Colonia

Los trilobites son animales segmentados que existieron durante la Era Paleozoica. Cuentan con un cuerpo alargado, aplanado y ovalado y un par de ojos. O eso creíamos. El análisis de las pruebas de rayos X a un trilobite fosilizado que data de hace 390 millones de años ha revelado algunos secretos inquietantes sobre estos espectaculares artrópodos marinos (que llegaban hasta los 70 centímetros de largo y 40 cm de ancho).

Lo que parecían ser dos ojos distintos de Phacops geesops, un trilobite del suborden Phacopina, que vivió durante el Devónico (también conocida como la Edad de los peces), hace unos 390 millones de años, han resultado ser en realidad grandes sistemas de cientos de ojos individuales o “mini ojos”; es decir que estos animales tenían cientos y cientos de ojos.

Detrás de cada gran ojo individual encontraron una serie de facetas ancladas por fotorreceptores y una red de células nerviosas, que capturaban la luz de cada una antes de enviarla por un nervio óptico central al cerebro, creando una forma completamente única de ver el mundo. El sorprendente hallazgo ha sido publicado en la revista Scientific Reports.

"Así que tenemos unos 200 ojos compuestos, uno debajo de cada lente, en un ojo", explicó la zoóloga Brigitte Schoenemann, del Instituto de Didáctica de la Biología de la Universidad de Colonia (Alemania), coautora del estudio.

Los científicos, tras identificar este descubrimiento, lo confirmaron oficialmente con tomografías computarizadas, determinando que los trilobites del suborden Phacopina tenían una red óptica única en el reino animal.


Cada uno de sus dos ojos tenía 200 ojos pequeñitos y cada uno de hasta un milímetro de tamaño. Sus sub-facetas están dispuestas en un anillo o dos anillos, debajo de los cuales hay un 'nido similar a una espuma', dijo Schoenemann, que probablemente era una red neuronal local utilizada para procesar información del hiper-ojo de forma directa.


"Este fósil excepcional nos muestra cómo los primeros animales veían el mundo a su alrededor hace cientos de millones de años", expuso el geólogo Euan Clarkson, coautor del informe.


Según el equipo, los ojos hipercompuestos de los trilobites facópidos podrían haber sido producto de una adaptación evolutiva a la vida en condiciones de poca luz.

 

“Con su aparato visual altamente complejo, puede haber sido mucho más sensible a la luz que un ojo trilobite normal”, comenta Schoenemann. "También es posible que los componentes individuales del ojo realicen diferentes funciones, permitiendo, por ejemplo, la mejora del contraste o la percepción de diferentes colores. Hasta ahora, ese ojo solo se ha encontrado en el suborden de trilobites Phacopina. En el curso de la evolución, este sistema ocular no continuó, ya que los trilobites del suborden Phacopina se extinguieron al final del período Devónico hace 360 ​​millones de años”, aclara la experta.

Los trilobites dominaron más o menos los océanos durante cientos de millones de años, adaptándose para llenar una amplia gama de nichos de agua con una miríada de extraños y maravillosos planes corporales. Su versión ocular, aunque presente de muchas formas, les dio la ventaja de cazar o esconderse y detectar los cambios más sutiles en el brillo y el movimiento de cara a sus presas o depredadores.

 


Referencia: B. Schoenemann et al. 2021. A 390 million-year-old hyper-compound eye in Devonian phacopid trilobites. Sci Rep 11, 19505; doi: 10.1038/s41598-021-98740-z

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo