Encuentran un planeta en el que llueve hierro

¿Imaginas un mundo supercaliente donde su lado diurno sea tan cálido que es capaz de vaporizar el hierro? Existe. Te presentamos a WASP-76b.

planeta-hierro
ESO/M. Kornmesser

Situado a 390 años luz de distancia de la Tierra se encuentra WASP-76b, un nuevo exoplaneta gigante con un poco de menos masa que Júpiter pero más hinchado y esponjoso y con alrededor de 1,9 veces el tamaño del quinto planeta del sistema solar, que registra durante el día temperaturas que superan los 2 400 ºC, un calor más que suficiente para permitir precipitaciones de metales como el hierro: los metales se evaporan de tan altísimas temperaturas.

 

Vapor metálico

Un equipo internacional de científicos con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) lo ha localizado en la constelación de Piscis. Lo curioso es que sus caras son fijas debido a que está bloqueado por la marea a su estrella. Tarda tanto en girar alrededor de su eje como en girar alrededor de la estrella, en una órbita vertiginosa de tan solo 1,8 días. Respecto a sus caras fijas: el lado diurno cuenta con temperaturas de 2 400ºC y en el nocturno, los fuertes vientos transportan el vapor férreo hasta que cae en forma de gotas.


Y es que en el lado de día, el planeta recibe miles de veces más radiación de su estrella madre que la Tierra del Sol. Hace tanto calor que las moléculas se separan en átomos y metales como el hierro se evaporan a la atmósfera. La diferencia de temperatura extrema es palpable: de noche disminuyen a alrededor de 1 500 ºC. Y es que el lado más frío permanece en la oscuridad perpetua.


WASP-76b, que tiene 1,5 veces la masa del Sol, no solo tiene diferentes temperaturas día-noche, sino que también tiene una química distinta por el día y por la noche.

"Se podría decir que en este planeta llueve por la noche, excepto que llueve hierro", explicó David Ehrenreich, astrónomo de la Universidad de Ginebra y líder del trabajo que publica la revista Nature.

 

También te puede interesar:

Gigante de gas ultracaliente


Este tipo de mundos "son bichos raros" del cosmos. Son expulsados con tanta radiación de sus soles que sus temperaturas diurnas rivalizan con algunas estrellas. Mientras tanto, los lados nocturnos de los gigantes de gas ultracaliente tienden a ser mucho más suaves.


El equipo utilizó el Very Large Telescope en Chile para examinar el filtrado de la luz de las estrellas a través de la atmósfera de WASP 76b cuando el exoplaneta pasó frente a su sol durante dos órbitas en 2018. Esas observaciones revelaron los componentes químicos de diferentes regiones de la atmósfera. Si bien la atmósfera mostró rastros de gas de hierro donde el planeta estaba en transición hacia la noche (en el terminador nocturno), no se detectó hierro en la transición de noche a día (en el terminador de la mañana), lo que sugería la condensación del hierro en gotas de lluvia líquidas. Así que, teniendo en cuenta que se trata de un planeta gaseoso, no hay tierra como para que acabaran formándose charcos de hierro, por lo que los investigadores sospechan que estas gotas de lluvia de hierro alcanzan profundidades tan altas que se vaporizan nuevamente en gas de hierro.


WASP 76b no es el exoplaneta más caliente que hayamos descubierto. Ostenta el récord KELT-9B, un mundo tan caliente que... literalmente se está evaporando.

Habrá qué ver qué otros mundos insólitos nos iremos encontrando cuando el esperado telescopio espacial James Webb esté en marcha. Su lanzamiento está previsto para 2021.

 

Referencia: David Ehrenreich et al. Nightside condensation of iron in an ultrahot giant exoplanet, Nature (2020). DOI: 10.1038/s41586-020-2107-1 , https://www.nature.com/articles/s41586-020-2107-1

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo