Encuentran un colmillo de elefante de hace medio millón de años

El diente habría pertenecido a 'Palaeoloxodon antiquus', un elefante del Pleistoceno que tenía los colmillos rectos. El que se ha descubierto en el sur de Israel mide 2,5 metros de largo y está separado del cráneo y del resto del cuerpo del animal extinto.

Un grupo de arqueólogos han descubierto en Israel un colosal colmillo que habría pertenecido a Palaeoloxodon antiquus, un elefante del Pleistoceno que podía alcanzar más de 4 metros de altura. El hallazgo se ha realizado en un cementerio de elefantes de hace medio millón de años cercano al kibutz de Revadim.

Avi Levy, prehistoriador de la Autoridad de Antigüedades de Israel y director de la excavación declaró a IFLScience lo siguiente: “Por nuestras anteriores excavaciones arqueológicas en Revadim, sabíamos que el yacimiento se asentó en el Paleolítico inferior tardío. Pero encontrar este colmillo de elefante completo de medio millón de años en tan buen estado es otra cosa".

Colmillo de elefante
Israel Antiquities Authority

Levy afirma que nos encontramos ante “el mayor colmillo fósil completo jamás encontrado en un yacimiento prehistórico de Israel o de Oriente Próximo". Sin embargo, el diente es extremadamente frágil y eso está dificultando su excavación, incluso para arqueólogos con experiencia. El simple contacto con el aire, la luz del sol o el tacto humano podría ser más que suficiente para que se desintegre.

"El colmillo fue sometido a un tratamiento inicial de conservación cuando se descubrió por primera vez", explica Israel Hershkovitz, profesor del Centro Dan David de Evolución Humana y Biohistoria de la Universidad de Tel Aviv y uno de los investigadores que participan en la excavación. "Ahora lo estamos excavando en su contexto arqueológico, antes de trasladarlo al Laboratorio de Conservación de la Autoridad de Antigüedades de Israel, donde será estudiado y conservado".

El colmillo se ha encontrado separado del cráneo y del resto del cuerpo del animal. Esto podría abrir una serie de interrogantes como si en la prehistoria los colmillos de los elefantes pudieron tener un significado espiritual, si formaba parte de los restos de un animal capturado o si fue recogido por los habitantes del lugar.

Es bien sabido que en la época se cazaban elefantes y otros grandes mamíferos, como hipopótamos, ciervos, jabalíes, caballos salvajes, etc. Lo raro es encontrar sus retos en yacimientos arqueológicos. En excavaciones anteriores en la misma zona se encontraron trozos de cráneos, costillas y dientes de elefantes. También antiguas herramientas fabricadas con sílex que servían para procesar la carne de los animales.

Los elefantes de colmillos rectos eran unos ejemplares especialmente grandes que podían alcanzar los 4,5 metros de altura y 14 toneladas de peso, por lo que cazarlos suponía toda una hazaña. ¿Sería algo excepcional para nuestros antepasados, reservado para ocasiones especiales o algo normal?

Los arqueólogos creen que, debido a la concentración de herramientas de piedra que se da en el yacimiento, allí se asentó un número considerable de personas y que estas cazaban elefantes. "En el clima cálido y seco de nuestra región, la carne de elefante no podía mantenerse fresca durante mucho tiempo, por lo que debió ser consumida rápidamente por muchas personas, probablemente como parte de un evento comunal", declararon.

Habrá que esperar a que avance la investigación para saber si nuestros antepasados consumían carne de elefante de manera ocasional o si era parte de su menú del día a día.

Una vez finalice el proceso de conservación, el colmillo se expondrá al público en el nuevo Campus Nacional de Arqueología de Israel Jay y Jeanie Schottenstein, en Jerusalén.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Con más de 11 años de experiencia en el ámbito periodístico, aprendo cada día un poco más acerca del apasionante mundo que es la ciencia. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo