Encuentran la primera galaxia ‘muerta’ masiva en forma de disco

Dejó de fabricar estrellas solo unos pocos miles de millones de años después del Big Bang, y su hallazgo desafía las teorías de evolución de galaxias.

Galaxia disco

El último descubrimiento del telescopio Hubble de la NASA desafía la comprensión actual de cómo las galaxias masivas se forman y evolucionan. Se trata del primer ejemplo de una galaxia compacta pero masiva, en forma de disco plano, que dejó de fabricar estrellas sólo unos pocos miles de millones de años después del Big Bang. Un descubrimiento sorprendente, dado que, típicamente, las galaxias elípticas contienen estrellas viejas, mientras que las galaxias espirales contienen, normalmente, estrellas azules más jóvenes.

Cuando el Hubble fotografió la galaxia, los astrónomos esperaban ver una bola caótica de las estrellas formadas a través de galaxias que se unen. En su lugar, vieron evidencia de que las estrellas nacieron ya en un disco plano. Es la primera observación de que, al menos, algunas de las primeras galaxias llamadas "muertas", donde la formación estelar se detuvo, de alguna manera evolucionaron desde un disco en forma de Vía Láctea hasta las gigantes galaxias elípticas que vemos hoy.

A través del fenómeno de las lentes gravitacionales, un grupo masivo de galaxias actúa como una lente zoom natural en el espacio magnificando estirando imágenes de galaxias de fondo mucho más lejanas. Al unir esta lente natural con el poder de resolución del Hubble, los científicos pudieron ver el centro de la galaxia muerta.

Según los investigadores, al menos algunas de estas primeras galaxias de disco muertas deben haber pasado por grandes cambios. No sólo cambiaron su estructura, sino también los movimientos de sus estrellas para acabar formando una galaxia elíptica.

"Esta nueva visión hace replantearnos todo el contexto cosmológico de cómo las galaxias se queman desde el principio y evolucionan hacia galaxias elípticas locales", en palabras del director del estudio del Centro de Cosmología Oscura del Instituto Niels Bohr de la Universidad de Copenhague, Sune Toft. "Quizás hemos ignorado desde el principio el hecho de que las primeras galaxias muertas podrían ser discos".

Los científicos pudieron ver el centro de la galaxia muerta gracias al fenómeno de las lentes gravitacionales.

El porqué de que esta galaxia dejara de formar estrellas todavía se desconoce. Puede ser el resultado de un núcleo galáctico activo, donde la energía esté brotando de un agujero negro supermasivo. Esta energía inhibiría la formación de estrellas calentando el gas o expulsándolo de la galaxia. O bien, puede ser el resultado de que el flujo de gas frío hacia la galaxia sea rápidamente comprimido y calentado, evitando que se enfríe en nubes formadoras de estrellas en el centro de la galaxia.

Imagen: NASA, ESA, and Z. Levy (STScI)

CONTINÚA LEYENDO