El uranio, un elemento incomprendido

Las armas nucleares le han dado muy mala fama a este elemento que es más peligroso por ser tóxico que por ser radiactivo.

De hecho, se calcula que existe tanto uranio en el interior de nuestro planeta que su radiactividad es la responsable de casi la mitad del calor interno de la Tierra. Este calor nos viene de perlas, porque gracias a él existe la capa de metal fundido alrededor del núcleo que posibilita la existencia de nuestro campo magnético. Y, si no fuera por la acción protectora del campo magnético, el viento solar arrancaría poco a poco nuestra atmósfera, lo que nos dejaría expuestos a la intensa radiación ultravioleta del sol. La radiación UV es molesta porque nos quema la piel, por supuesto, pero también tiene la capacidad de separar el agua en hidrógeno y oxígeno por lo que, sin una atmósfera, los océanos terminarían desapareciendo y la Tierra se volvería un lugar estéril… Que es precisamente lo que le pasó a Marte.

Etiquetas: cienciaelementos químicosquímica

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS