El Tyrannosaurus rex era un 70% más grande de lo que se pensaba, sugiere un nuevo estudio

Una nueva investigación estima que el T. rex pudo haber pesado hasta 15.000 kilos; más que dos elefantes africanos juntos.

 

Un equipo de investigadores del Museo Canadiense de la Naturaleza en Ottawa ha creado un modelo que ha predicho el tamaño máximo de esta bestia prehistórica que conocemos como el 'rey de los dinosaurios', el Tyrannosaurus rex. Según el modelo, este dinosaurio era mucho más grande de lo que se pensaba, estimando que podría haber pesado hasta 15.000 kg cuando vagaba por la Tierra (un 70 por ciento más grande que "Scotty", el T. rex más pesado jamás revelado hasta la fecha).

Los científicos han presentado sus hallazgos en la conferencia anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados (SVP) en Toronto (Canadá).

 


Más grande de lo que creíamos

Hasta el momento, solo se han descubierto 32 especímenes adultos de T. rex de una población estimada de 2.500 millones de individuos. El más grande hasta ahora, Scotty, pesaba más de 8.800 kg y medía más de 13 metros de largo cuando deambulaba por lo que ahora es el lado occidental de América del Norte hace entre 68 y 66 millones de años.

Pero, parece ser que Scotty no es tan representativo de la especie como pensábamos y los ejemplares aún no descubiertos podrían haber sido mucho más grandes.


Los paleontólogos recolectaron datos sobre el tamaño de la población y el promedio de vida de T. rex. Usaron estos datos para construir dos modelos que predicen la curva de crecimiento típica del dinosaurio durante su vida. Consideraron el tamaño de la población y la esperanza de vida promedio. También tuvieron en cuenta el dimorfismo sexual, o diferencias de tamaño entre animales de la misma especie, al analizar las variaciones en el tamaño corporal. Así consiguieron datos de cuánto podría haber crecido un ejemplar adulto.

"Nuestros cálculos de la parte posterior del sobre sugieren que un animal de 15.000 kg es mecánicamente factible, pero eso requerirá pruebas más rigurosas", dicen los autores. Eso sí, también apuntan a que los resultados son totalmente especulativos hasta que se descubra algún espécimen de este calibre.

 


Múltiples estudios no siempre concordantes

El T. rex pertenece a un gran género de dinosaurios terópodos llamado Tyrannosaurus. Es una de las especies de terópodos más conocidas y vivió en el antiguo continente insular de Laramidia, que ahora es el oeste de América del Norte.

Este gran titanosaurio vivió al final del Cretácico Superior, durante la etapa faunística Lanciana (edad Maastrichtiana). En esa época, el Triceratops era el herbívoro dominante en la parte norte de su hábitat en este período, mientras que Alamosaurus, un saurópodo titanosaurio, "gobernaba" la parte sur.


Estudios anteriores estimaron la longitud de la zancada de un espécimen de T. rex llamado 'Trix' y reconstruyeron su cola para averiguar el ritmo al que se balancearía, concluyendo que la velocidad de marcha del animal era comparable a la de los emús, los elefantes, los caballos y los humanos (a 4,6 km/hora).

Otros estudios han investigado por qué el dinosaurio tenía brazos tan pequeños en relación con su cuerpo. Algunos informes exponían que las extremidades anteriores tan pequeñas les habría servido para agarrarse entre sí mientras se apareaban o para ayudarlos a ponerse de pie después de una caída.

 

Referencia: Conferencia anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados (SVP) en Toronto (Canadá).

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo