El Tyrannosaurus rex era de sangre caliente

Un nuevo trabajo sobre múltiples fósiles de dinosaurios revela muchas curiosidades sobre el metabolismo de los dinosaurios. ¿Triceratops era de sangre caliente o fría? ¿Y Stegeosaurus? Te lo explicamos a continuación.

 

La paleontología lleva sumida en un profundo debate desde hace bastantes años: ¿los dinosaurios eran de sangre caliente o fría? ¿Por qué es importante esta pregunta? Saber si los dinosaurios eran de sangre fría o caliente podría darnos pistas sobre cómo de activos eran y cómo era su vida cotidiana. Ahora, un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de California (EE. UU.) cree haber dado con la respuesta final. ¿Cuál es la solución al dilema? Que varía entre las especies.

 


¿Sangre fría o sangre caliente?

Así, los dinosaurios depredadores como Velociraptor y Tyrannosaurus rex tenían tasas metabólicas muy altas y probablemente eran de sangre caliente y otros como Stegeosaurus o Triceratops, eran como los reptiles, de sangre fría.

"Esto es realmente emocionante para nosotros como paleontólogos: la cuestión de si los dinosaurios eran de sangre caliente o fría es una de las preguntas más antiguas de la paleontología, y ahora creemos que tenemos un consenso de que la mayoría de los dinosaurios eran de sangre caliente". explica Jasmina Wiemann, autora principal del artículo que publica la revista Nature.

"El nuevo proxy desarrollado por Jasmina Wiemann nos permite inferir directamente el metabolismo en organismos extintos, algo con lo que solo soñábamos hace unos años. También encontramos diferentes tasas metabólicas que caracterizan a diferentes grupos, lo que se sugirió anteriormente en base a otros métodos, pero nunca probado directamente", dice Matteo Fabbri, investigador postdoctoral en el Field Museum de Chicago y uno de los autores del trabajo.

La importancia del metabolismo

En esencia, el metabolismo es la forma en que un organismo convierte efectivamente el oxígeno en energía química o combustibles para el cuerpo. Los animales con altas tasas metabólicas son endotérmicos o de sangre caliente. Por ejemplo, las aves y los mamíferos necesitan mucho oxígeno y usan muchas calorías para mantener el cuerpo caliente (es parte de la razón por la que los mamíferos marinos necesitan salir a la superficie para respirar). Por otro lado, los animales exotérmicos o de sangre fría como los reptiles, respiran menos y comen menos con su estilo de vida, que es menos enérgico que los animales de sangre caliente. Eso también significa que dependen del mundo exterior para mantener sus cuerpos calientes.

 


¿Y cómo han conseguido determinar este dato?

Tomarle la temperatura a un dinosaurio habría sido una actividad -aparte de imposible- del todo arriesgada durante el Cretácico, pero los investigadores han conseguido estimar el calor corporal de muchas especies conocidas. Descubrieron que si podían identificar cuánto oxígeno consumían los dinosaurios, tendrían una indicación bastante evidente de cómo se mantenían calientes; un método mucho más fiable que revisar las proporciones de isótopos en sus huesos, entre otros.

El equipo analizó los fémures de 55 grupos diferentes de animales, incluidos dinosaurios, pterosaurios, plesiosaurios, aves modernas, mamíferos y lagartos. Compararon la cantidad de subproductos moleculares relacionados con la respiración con las tasas metabólicas conocidas de los animales vivos. Estos datos se utilizaron luego para inferir las tasas metabólicas de los animales extintos. Los dinosaurios se pueden dividir en dos grupos principales: los saurisquios (caderas de reptil) y los ornitisquios (caderas de pájaro). Los resultados del estudio sugieren que estos dos grupos tenían índices metabólicos muy diferentes.

Dinosaurios de sangre caliente

Velociraptor, Tyrannosaurus rex y Brachiosaurus, tenían altas tasas metabólicas y probablemente eran de sangre caliente.

 


Dinosaurios de sangre fría

Triceratops y Stegosaurus tenían tasas metabólicas bajas y probablemente eran de sangre fría.

 

"Los saurópodos gigantes de sangre caliente eran herbívoros y se necesitaría mucha materia vegetal para alimentar este sistema metabólico", explicaron los autores. “Tenían sistemas digestivos muy eficientes, y dado que eran tan grandes, probablemente era más un problema para ellos enfriarse que calentarse”.

"Reconstruir la biología y la fisiología de los animales extintos es una de las cosas más difíciles de hacer en paleontología. Este nuevo estudio agrega una pieza fundamental del rompecabezas para comprender la evolución de la fisiología en el tiempo profundo y complementa los proxies anteriores utilizados para investigar estas preguntas. ahora puede inferir la temperatura corporal a través de isótopos, las estrategias de crecimiento a través de la osteohistología y las tasas metabólicas a través de representantes químicos", concluyen.

 

Referencia: Wiemann, J., Menéndez, I., Crawford, J.M. et al. Fossil biomolecules reveal an avian metabolism in the ancestral dinosaur. Nature, 2022 DOI: 10.1038/s41586-022-04770-6

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo