El telescopio James Webb ya está completamente desplegado

Un nuevo hito. El espejo primario se divide en tres secciones y su despliegue ha sido nuevamente un éxito. ¿Qué es lo que sigue ahora?

Con James Webb, había muchas posibilidades de que algo saliera mal. Debido a su tamaño, aproximadamente la mitad del tamaño de un avión 737, el telescopio espacial James Webb tuvo que plegarse para su lanzamiento el pasado 25 de diciembre de 2021 para poder caber dentro del cohete Ariane 5. Así, a medida que se encuentra realizando el viaje de 1,5 millones de kilómetros hasta el segundo punto de Lagrange, un punto gravitacionalmente estable entre el sol y la Tierra, se ha ido desplegando lentamente. Ahora, tras el proceso llevado a cabo durante el viernes y el sábado, según ha anunciado la NASA, Webb ya está completamente desplegado en el espacio. Se trataba de la última etapa de despliegue que necesitaba ir a la perfección.

 


La etapa final de todos los despliegues principales

Después de más de una semana de otros despliegues críticos, el equipo de Webb comenzó a desplegar de forma remota los segmentos hexagonales del espejo primario, el más grande jamás lanzado al espacio.


“Hoy, la NASA logró otro hito de ingeniería en décadas. Si bien el viaje no está completo, me uno al equipo de Webb para respirar un poco más tranquilo e imaginar los avances futuros destinados a inspirar al mundo ”, dijo el administrador de la NASA Bill Nelson. “El telescopio espacial James Webb es una misión sin precedentes que está al borde de ver la luz de las primeras galaxias y descubrir los misterios de nuestro universo. Cada hazaña ya lograda y los logros futuros son un testimonio de los miles de innovadores que volcaron la pasión de su vida en esta misión ".


Aunque el telescopio ya está completamente desplegado, todavía queda mucho trabajo por hacer. Los 18 segmentos hexagonales del espejo primario están controlados por un conjunto de 126 motores y los segmentos deben probarse y calibrarse por completo en el transcurso de los próximos meses. Los sistemas de la nave también deben ser revisados ​​minuciosamente antes de que pueda comenzar su misión científica para estudiar la historia temprana del universo.


Si las etapas futuras fallan, el JWST no alcanzará su máximo potencial, pero aún superará al Hubble como el telescopio espacial más poderoso jamás construido.

 

Se espera que James Webb llegue a su "ubicación de inserción" el 23 de enero, colocándolo en su lugar para encender sus motores y planear hasta su "lugar de estacionamiento", el punto Lagrange L2 a unos 1,5 millones de kilómetros de nuestro planeta. Si Webb llega a la zona correcta, puede usar un mínimo de combustible para permanecer en su lugar gracias a una alineación casi perfecta con el Sol, la Tierra y la luna. Seguir esta órbita permitirá que el telescopio mantenga una posición estable en el espacio gracias a que los campos gravitacionales del Sol y la Tierra se anulan entre sí.

Los ingenieros de la NASA comenzarán una serie de calibraciones, antes de que podamos obtener las primeras imágenes del telescopio, algo que sucederá en junio de 2022 pero, por el momento, ya podemos decir que tenemos un nuevo telescopio oficialmente en el espacio. Y es el más sofisticado de la historia de la humanidad.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo