El telescopio Gaia identifica casi 2 000 millones de objetos

El telescopio espacial Gaia de la ESA ha obtenido información detallada de casi 2 000 millones de objetos del sistema solar, la Vía Láctea y el vecindario galáctico. Estos datos revolucionarán nuestro estudio del universo, desde las entrañas del sistema solar o decenas de miles de exoplanetas cercanos hasta las galaxias satélite de la Vía Láctea.

 

El telescopio espacial Gaia, de la agencia espacial europea, publicó en junio su tercera tanda de datos, aportando información sobre casi dos mil millones de objetos. Las implicaciones de la información recogida por Gaia están aún por determinar, pero sin duda expandirán nuestro conocimiento del sistema solar, de las estrellas y exoplanetas de la Vía Láctea y de las galaxias que rodean a la nuestra.

El telescopio Gaia fue puesto en órbita en diciembre de 2013 y lleva recogiendo datos desde julio de 2014 y esta situado a millón y medio de kilómetros de la Tierra en las cercanías del conocido como segundo punto de Lagrange de la Tierra (donde se le unió recientemente el telescopio espacial James Webb). Gaia da vueltas sobre sí mismo y gracias a sus dos telescopios ópticos y a los tres detectores que lleva a bordo es capaz de determinar la composición química, temperatura, posición, velocidad, masa y color de millones de estrellas así como importante información sobre asteroides, cometas, exoplanetas, galaxias y demás.

Gaia ha recopilado información sobre 1 500 millones de estrellas de nuestra Vía Láctea, ha creado el mayor catálogo de estrellas binarias, ha estudiado unos 150 000 objetos del sistema solar (principalmente asteroides, pero también satélites planetarios), además de millones de galaxias y cuásares cercanos a la Vía Láctea.

En esta reciente tanda de datos se multiplica por diez la información referente a asteroides y cuerpos menores del sistema solar, lo cual nos permitirá sin duda estudiar más casos de encuentros entre estos cuerpos, permitiéndonos estudiar en detalle sus masas y propiedades físicas. Además entre estos datos se incluye por primera vez observaciones del espectro de asteroides. Este espectro sirve para determinar el color y la composición de los asteroides, midiendo su brillo en diferentes longitudes de onda. Esto nos permite estudiar su origen y evolución desde que se formaron en los inicios del sistema solar. Gaia ha recopilado el espectro de unos 60 000 asteroides, unas diez veces más de los espectros que habíamos conseguido recopilar hasta ahora con diferentes métodos.

Por otro lado se espera que los datos aportados por Gaia nos permitan identificar del orden de 20 000 exoplanetas gigantes nuevos, midiendo cómo su presencia altera la posición de las estrellas que orbitan. Esta cantidad sería 4 veces superior a la cantidad de exoplanetas (de todos los tipos) detectados hasta ahora, durante los últimos 30 años. De alcanzar esta cantidad con éxito, habríamos detectado prácticamente todos los exojúpiters de las cercanías del sistema solar. Esto nos permitirá estudiar la formación de sistemas solares con disposiciones como el nuestro, determinando la prevalencia de nuestra configuración (planetas rocosos en el interior y gigantes gaseosos en el exterior). La primera detección de este tipo permitió descubrir el gigante gaseoso más cercano al sistema solar, situado a tan solo 12 años luz de distancia.

La enorme sensibilidad de Gaia no solo nos permite medir el movimiento de las estrellas que forman la Vía Láctea, sino también de estrellas situadas en alguna de las galaxias satélite que la rodean. Estas galaxias, de tamaño considerablemente menor al de nuestra propia galaxia, orbitan alrededor de la nuestra, tardando cientos de millones de años en completar una órbita. Es por esto mismo que resulta complicado establecer si son verdaderos satélites o si simplemente se han cruzado los caminos de ambos sistemas.

Telescopio Gaia
Telescopio Gaia

Observando las estrellas de la Vía Láctea podemos determinar con gran precisión la masa y la distribución de materia que la componen. Combinando esta información con las observaciones de las estrellas que forman estas galaxias satélite podemos acotar más precisamente cuáles son verdaderos satélites y cuáles no. Esto nos permitirá comparar nuestro vecindario cósmico con los modelos cosmológicos actuales e incluso profundizar en nuestro estudio de la materia oscura presente en la Vía Láctea.

Además Gaia ha recopilado información sobre más de millón y medio de cuásares. Estos objetos, además de su interés astrofísico, tienen una utilidad práctica que es servir como referencia en cualquier mapa del cielo creado. Al ser puntos tan distantes y brillantes pueden considerarse como puntos fijos sobre los cuales definir cualquier sistema de referencia. Uno de estos sistemas, el conocido como ICRF3 (International Celestial Reference Frame) se utiliza en la actualidad para determinar la posición de cualquier objeto celeste en el cielo así como de los satélites artificiales que rodean nuestro planeta. Con los nuevos datos podrá crearse un sistema de referencia todavía más preciso, que nos permita mejorar la sensibilidad y precisión de los miles de satélites en órbita (y las decenas de miles que se espera sean lanzados en las próximas décadas).

Los datos recopilados por el telescopio Gaia son con diferencia los más abundantes y precisos de este tipo jamás obtenidos. Este telescopio representa la cara no tan atractiva de la astronomía, en comparación con el Hubble o el James Webb. Sin embargo toda esta información es incluso más importante en nuestro estudio del universo y de nuestro lugar en él, aunque los resultados obtenidos no sean tan llamativos como las espectaculares imágenes obtenidas por los otros dos telescopios mencionados.

Referencia:

GAIA DATA RELEASE 3 (GAIA DR3), 13 junio 2022, ESA

Gaia Collaboration, A. Vallenari et al, 2022, Gaia Data Release 3. Summary of the content and survey properties, A&A, DOI: https://doi.org/10.1051/0004-6361/202243940

José Luis Oltra de perfil

José Luis Oltra (Cuarentaydos)

Soy físico de formación y viajero de vocación. Divulgo ciencia allí donde me lo permiten, aunque principalmente en youtube y tiktok bajo el nombre de Cuarentaydos. Por aquí me verás hablando de la física del universo, desde las galaxias y estrellas más grandes hasta las partículas subatómicas que las componen.

Continúa leyendo