El 'Sol artificial' de China alcanza los 70 millones de grados durante 17 minutos

El prototipo EAST ha conseguido mantener el plasma estable mas de 1.000 segundos, aunque ha sido por debajo de la temperatura de fusión.

El récord fue establecido el 30 de diciembre de 2021. El reactor de fusión nuclear de 'sol artificial' en Hefei (China) consiguió un nuevo récord mundial después de funcionar a 70 millones de °C durante 1.056 segundos, más de 17 minutos. Es la duración más larga para un reactor experimental de energía de fusión tokamak superconductor avanzado (ESTE), según informa la Agencia de Noticias Xinhua.

Lo que ocurre en este reactor emula a las reacciones que tienen lugar en estrellas como nuestro propio Sol. Esto es, la energía de fusión nuclear funciona colisionando átomos de hidrógeno pesados para formar helio, liberando grandes cantidades de energía, imitando el proceso que ocurre naturalmente en el núcleo de las estrellas.

 


Buscando energía ilimitada y libre de emisiones


Experimental Advanced Superconducting Tokamak (EAST) mantuvo el plasma a temperaturas de fusión de 120 millones de grados Celsius rompiendo su propio récord establecido solo siete meses antes. Recordemos que el núcleo del Sol, donde tiene lugar la fusión del hidrógeno, se encuentra a una temperatura de “solo” 15 millones de grados Celsius.


El reactor también rompió un récord en el mes de mayo pasado cuando funcionó durante 101 segundos a una temperatura de 120 millones de °C. Esta vez ha sido un tiempo considerablemente mayor.

 

 

Anunciado por el Instituto de Física del Plasma de la Academia de Ciencias de China (ASIPP), se trata de un hito increíble. En la Tierra, los reactores necesitan temperaturas más altas porque las fabulosas presiones de las estrellas mantienen el hidrógeno a raya. Como los reactores terrestres no pueden recrear dichas presiones, se precisan temperaturas de mínimo 100 millones de grados centígrados -es el número mágico de la fusión nuclear- para conseguir el proceso de la fusión. El objetivo es liberar cantidades ingentes de energía, extraerla y convertirla en electricidad.

Tener éxito en la generación de cantidades utilizables de energía a través de la fusión nuclear cambiaría el mundo, pero es increíblemente difícil de lograr. Implica replicar los procesos que tienen lugar en el corazón de una estrella, como hemos vistos y es un proceso titánico. De hecho, uno de los elementos más complicados de lograr es mantener el plasma sobrecalentado confinado durante períodos de tiempo largos para cultivar tiempos de reacción más largos. El problema es que todo esto resulta en un proceso caótico y turbulento, propenso a inestabilidades, lo que resulta en fugas.

A la fusión aún le queda un largo camino por recorrer a pesar de este gran hito. Por el momento, entra mucha más energía de la que podemos sacar del generador de fusión. Y para lograr una fusión nuclear viable, los científicos deben demostrar que pueden producir más energía de la que necesitan los reactores de fusión para funcionar.

EAST es solo uno de los muchos experimentos de fusión nuclear que existen en todo el mundo. Otros experimentos de fusión nuclear incluyen SPARC respaldado por Bill Gates del MIT y KSTAR de Corea del Sur, que recientemente rompió un récord al mantener el plasma supercaliente a un millón de grados durante 30 segundos.

 

También te puede interesar:
Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo