El primer trillonario será minero de asteroides

De entre los millones de asteroides que orbitan alrededor del Sol, hay algunas decenas de miles de ellos que lo hacen especialmente cerca de la Tierra y miles de ellos llegan a acercarse a apenas unos millones de kilómetros de nuestro planeta. ¿Cuál de ellos tiene más probabilidades de chocar contra nosotros?

Cada día caen a la Tierra unas 14 toneladas de material cósmico. La grandísima mayoría de toda esta masa es en forma del polvo que se encuentra repartido por el sistema solar. Granitos de arena y rocas de apenas unos centímetros de tamaño que se evaporan por completo al atravesar nuestra atmósfera. Sin embargo, de vez en cuando caen objetos más grandes y peligrosos. En 2013 cayó un meteorito de unos 20 metros de diámetro sobre la región rusa de Cheliábinsk, causando una bola de fuego que brilló más que el Sol durante unos instantes y que provocó que más de 1 000 personas buscaran atención médica. Todo esto sin ni siquiera llegar a la superficie, pues el meteorito explotó en el aire a unos 30 kilómetros de altura. Y por supuesto hace 66 millones de años cayó un meteorito de unos 11 kilómetros de diámetro que provocó la extinción de los dinosaurios y de tres cuartas partes de las plantas y animales que habitaban la Tierra en aquél momento.

Entre medias de estos dos extremos existe una cantidad enorme, se calcula que millones, de asteroides que orbitan alrededor del Sol, resultando algunos de ellos peligrosos porque su órbita los lleva a acercarse demasiado a nuestro planeta. Estos son los conocidos como Objetos Próximos a la Tierra o NEOs por sus siglas en inglés. Actualmente conocemos casi 30 000 de estos objetos, aunque no dejamos de descubrir nuevos cada año. No solo eso, sino que además cada año descubrimos mayor cantidad de ellos, porque nuestros instrumentos son cada vez más sensibles. Lo que sí ha disminuido es la cantidad de asteroides más grandes de un kilómetros descubiertos cada año. Estos asteroides resultan mucho más fáciles de identificar, precisamente por su tamaño, por lo que estimamos que hemos descubierto ya más del 90 % de estos cuerpos. Sin embargo los asteroides [link a “Estos asteroides parecen orbitar un punto vacío del espacio”] de alrededor de 100 o 200 metros de diámetro resultan mucho más numerosos y complicados de observar. Son estos los que más peligro suponen, en potencia, para la Tierra.

De entre estos miles de Objetos Próximos a la Tierra hay un subgrupo de ellos conocido como los Objetos Potencialmente Peligrosos, que no son más que todos aquellos NEOs que tengan un tamaño superior a los 140 metros y cuya órbita los lleve a acercarse a menos de siete millones y medio de kilómetros de la Tierra. Actualmente conocemos más de 2 000 de estos objetos. Para medir el riesgo que supone cualquier de estos OPPs se utiliza la conocida como escala de Palermo. Un objeto con puntuación 0 en la escala de Palermo tendrá la misma probabilidad de chocar contra la Tierra que tienen el resto de objetos de ese tamaño o mayores de media. Si tiene puntuación superior será más probable que choque, siendo 10 veces más probable para un objeto con puntuación 1, 100 veces más probable si tiene puntuación 2, etc. Se ha establecido que cualquier objeto que tenga una puntuación superior a -2 en esta escala requiere una monitorización cuidadosa. Actualmente sólo un asteroide la tiene, el conocido como 101955 Bennu que tiene una puntuación de -1.41 en esta escala, por lo que resulta entre 10 y 100 veces menos probable que choque contra la Tierra que los asteroides de su tamaño (unos 500 metros) o más grandes.

Este asteroide nos resulta conocido pues fue visitado por la sonda OSIRIS-REx de la NASA, que aterrizó sobre el asteroide, estudió su superficie en detalle y recopiló material del mismo, que será investigado en la Tierra cuando esta sonda aterrice el próximo año. Esta visita permitió calcular su órbita con mayor precisión y con ello averiguar que aunque el asteroide tendrá varios acercamientos a la Tierra ninguno de ellos supone demasiado riesgo. El más preocupante de estos acercamientos ocurrirá en el año 2182, aunque los acercamientos previos del 2060 y 2135 podrían afectar a la trayectoria lo suficiente como para cambiar todos nuestras predicciones.

El asteroide con la puntuación cumulativa más alta (pues esta puntuación puede ir cambiando con el tiempo, según se refinan los cálculos de las órbitas correspondientes) sería el asteroide 99942 Apophis que con sus casi 400 metros de longitud llegó a tener una puntuación de 1.10 en la escala de Palermo. Esto es así porque durante observaciones tomadas en 2004 se pensó que este asteroide podría impactar con la Tierra cuando se pase por nuestras cercanías el 13 de abril de 2029. Observaciones más recientes han visto sin embargo que aunque pasará muy cerca, a unos 32 000 kilómetros de la superficie, no hay riesgo real de que choque.

Cuando este acercamiento ocurra, Apophis será el asteroide de su tamaño que más cerca haya pasado de nuestro planeta desde que tenemos registro. Pasará por dentro de la órbita de unos 500 satélites geoestacionarios y unas 10 veces más cerca que la Luna. Durante unas horas probablemente alcance magnitud 3, por lo que será visible a simple vista desde zonas oscuras y con binoculares incluso desde el interior de algunas ciudades.  

Referencias:

Risk list, 2022, Near-earth objects coordination centre, ESA

Farnocchia, Davide et al, 2021, "Ephemeris and hazard assessment for near-Earth asteroid (101955) Bennu based on OSIRIS-REx data". Icarus. 369: 114594, doi:10.1016/j.icarus.2021.114594

José Luis Oltra de perfil

José Luis Oltra (Cuarentaydos)

Soy físico de formación y viajero de vocación. Divulgo ciencia allí donde me lo permiten, aunque principalmente en youtube y tiktok bajo el nombre de Cuarentaydos. Por aquí me verás hablando de la física del universo, desde las galaxias y estrellas más grandes hasta las partículas subatómicas que las componen.

Continúa leyendo