El polvo lunar y las cucarachas que quiere recuperar la NASA

La NASA quiere recuperar unas muestras de polvo lunar y unas cucarachas que iban a ser subastadas el pasado 23 de junio. El polvo lunar es parte del que recogieron los astronautas durante la misión Apolo 11 en 1969. Las tres cucarachas se usaron en un experimento para saber si podrían alimentarse de este polvo de la Luna.

La historia del polvo lunar y las cucarachas comienza tras el regreso a la Tierra de los astronautas que viajaron en 1969 a la Luna: Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins. Dentro de la misión Apolo 11, Armstrong y Aldrin recogieron unos 21,3 kilogramos de roca lunar, dos de ellos se enviaron a científicos de la Universidad de Minnesota (UM), al Laboratorio de Recepción Lunar, donde los investigadores analizaron cómo la exposición al polvo afectaba a los insectos, la vida acuática y los microbios, según el anuncio de la subasta. Los investigadores dieron de comer polvo lunar a cucarachas para saber si la roca lunar podía contener algún patógeno que pudiera poner en riesgo la vida terrestre.

La NASA envió el 15 de junio una carta a la casa de subastas RR Auction con sede en Boston, en la que informaba que las muestras seguían perteneciendo al gobierno federal. La carta señalaba que "todas las muestras de Apolo, tal y como se estipula en esta colección de artículos, pertenecen a la NASA y nunca se ha dado permiso a ninguna persona, universidad u otra entidad para conservarlas después de su análisis, destrucción u otro uso para cualquier fin, especialmente para su venta o exhibición individual".

Cucarachas
RR Auction

El lote que se pretendía subastar se anunciaba como "una rareza única del Apolo". Con él, la casa de subastas esperaba embolsarse unos 400 000 dólares. Las muestras incluían un frasco de aproximadamente 40 miligramos de polvo lunar, los restos de tres cucarachas y docenas de portaobjetos de microscopio.

La NASA también ha pedido por carta a RR Auction que deje de aceptar ofertas por el lote y que "dejara de facilitar la venta de todos y cada uno de los artículos que contienen el Experimento del Suelo Lunar del Apolo 11".

La revista Minnesota Science publicó en 1970 un artículo en el que se decía que “algunos animales fueron inoculados con polvo, otros recibieron porciones mezcladas con su comida o agua, y otros caminaron o se arrastraron por el polvo esparcido en el fondo de sus contenedores”. También informaba de que ninguno de estos animales sufrió daños como consecuencia de la exposición al polvo lunar.

La muestra de polvo que se iba a subastar estuvo en un principio bajo la supervisión de Marion Brooks, una entomóloga de la UM que alimentó a las cucarachas con él. Según un artículo publicado el 6 de octubre de 1969 en el Minneapolis Tribune (ahora Star Tribune) y reproducido en el listado de la subasta de RR Auction, Brooks alimentó a las cucarachas con una "dieta mitad y mitad comida normal mezclada con una cantidad igual de tierra lunar de color gris carbón".

Sin embargo, en vez de de devolver las muestras a la NASA al concluir su investigación, Brooks las tuvo expuestas en su casa, y su hija las vendió varios años después de la muerte de su madre en 2007.

Tal y como informa The Washington Post, la persona que ha puesto a subasta el lote lo ha hecho de manera anónima. El abogado de la casa de subastas, Mark Zaid, ha declarado al periódico americano que RR Auction está trabajando con la NASA en relación a la solicitud de la agencia espacial. “Ya hemos trabajado con la NASA antes y siempre hemos cooperado con el gobierno federal cuando dicen ser propietarios de artículos”, señaló Zaid. “A fin de cuentas, queremos actuar adecuadamente y de forma legal”.

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Me hubiera gustado ser médica pero le tengo terror a la sangre. Por eso, escribir sobre salud no me parece mal plan. También me interesa la nutrición. Disfruto viendo vídeos de YouTube con guiris preparando comida saludable y me encantan los animales.

Continúa leyendo