El polvo de un asteroide confirma la teoría de la extinción de los dinosaurios

Se da por zanjado el misterio: un asteroide de 11 kilómetros de ancho se estrelló contra nuestro planeta hace 66 millones de años y provocó esta tremenda extinción.

polvo-asteroide
Willgard Krause/ Pixabay

La diversidad de dinosaurios que dominaron la superficie del planeta durante cientos de millones de años tiene, por fin, una conclusión definitiva: hace unos 66 millones de años el impacto de un asteroide de unos 11 kilómetros de ancho en la Península de Yucatán en el actual México, precipitó la extinción del 75% de la vida en la Tierra, incluidos todos los dinosaurios no aviares. Esta teoría acaba de ser calificada de “resuelta”, gracias a que un equipo internacional de investigadores que trabaja en la investigación de materiales en el cráter de colisión Chicxulub de la península de Yucatán, ha concluido que las características químicas del polvo de meteorito en la roca se asocian sin lugar a dudas, tras compararlo con los límites geológicos del evento de extinción de dinosaurios, a este trágico final.

Según los expertos, la fina capa de polvo que se depositó en la corteza terrestre hace 66 millones de años se debió a un evento de colisión en este mismo lugar. Están conectados.

Al encontrar una capa distintiva de rocas enriquecidas en iridio y otros elementos pesados ​​en muchas partes del planeta, empezó a tomar forma la idea de que un asteroide o un cometa había provocado la muerte de los dinosaurios no aviares. El iridio es mucho más común en los objetos espaciales pequeños que en la corteza terrestre, porque gran parte de él se hundió en el núcleo de la Tierra. Y el momento de la formación de esta capa coincidió con la desaparición de los dinosaurios, lo que condujo a la búsqueda de un cráter. Es Chicxulub.

Esto sugirió que las partículas relacionadas con el impacto, incluidos los elementos vaporizados del propio asteroide, se extendieron por todo el mundo rápidamente después del impacto. Bloquearon la luz emitida por el sol y, en el proceso, desencadenaron un invierno global. Y, aunque muchos ya daban el asunto por cerrado, otros cuestionaban si realmente podríamos estar seguros de que tanto el cráter como la capa de iridio tenían que ver con el evento de consecuencias devastadoras.

Los autores del nuevo estudio creen que finalmente han "cerrado el círculo" sobre el misterio, al encontrar polvo de asteroide en el cráter de impacto de Chicxulub que coincide con las partículas incrustadas en la capa de 66 millones de años descubierta en los años 80.


"Ahora estamos en el nivel de coincidencia de que geológicamente no sucede sin causalidad", explican los autores del estudio que recoge la revista Science Advances. "Elimina cualquier duda de que la anomalía del iridio en la capa geológica no está relacionada con el cráter de Chicxulub".

De hecho, los científicos combinaron los resultados de cuatro laboratorios independientes en todo el mundo para asegurarse de que todo estaba siendo correcto.

Además del iridio, la sección del cráter mostró niveles elevados de otros elementos asociados con el material de asteroides, según los expertos. Su concentración y composición se parecían a las medidas tomadas de la capa geológica en 52 sitios en todo el mundo, lo que se suma a la prueba de que la capa fue creada por el asteroide de 11 km de ancho hace 66 millones de años.

Los dinosaurios dominaron la Tierra durante más de 170 millones de años y ahora sabemos, finalmente, de qué forma desaparecieron.

 

Referencia: "Globally distributed iridium layer preserved within the Chicxulub impact structure" Science Advances (2021). advances.sciencemag.org/lookup … .1126/sciadv.abe3647

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo