El planeta Fomalhaut b no existe

Ahora es una nube de polvo pero lo cierto... es que el exoplaneta nunca existió. Esta es la historia del planeta que nunca lo fue.

planetafb
NASA / ESA / Hubble / M. Kornmesser

Las imágenes directas de Fomalhaut b o Dagón revelan que lo que creíamos que era un exoplaneta es en realidad una nube de polvo en dispersión, producida por una colisión catastrófica entre dos grandes planetesimales en un sistema planetario extrasolar, según afirma un equipo de astrónomos del Observatorio Steward de la Universidad de Arizona (EE. UU.) en la revista PNAS.

Por si no lo recuerdas, Fomalhaut b fue uno de los primeros planetas de los que se expuso que orbitaban alrededor de otra estrella, después de haber sido fotografiado directamente con el telescopio espacial Hubble. Y es que antes de que las bases de datos estuvieran repletas de exoplanetas, su número era bastante escaso. El descubrimiento en aquel momento fue tan significativo que fue uno de los pocos exoplanetas que recibió un nombre oficial, Dagón, en honor a un dios del Medio Oriente.


Su desaparición en 2014, según las imágenes del Hubble y el hecho de no encontrar objetos similares alrededor de otras estrellas, puso en duda su existencia. No se trataba de que la órbita hubiera cambiado inesperadamente es que... ¡había desaparecido por completo!. El nuevo estudio apunta como explicación a las consecuencias de una colisión catastrófica entre dos objetos en la zona gris entre los asteroides y los cometas.

Así, ese punto brillante visible en esas primeras imágenes del Hubble eran las secuelas de una colisión entre dos planetesimales del tamaño de un asteroide que fue brevemente visible y no el primer caso de un exoplaneta detectado directamente de la luz en la parte visible del espectro, que fue lo que pensamos cuando se anunció en 2008.

 

"Estas colisiones son extremadamente raras, por lo que es un gran problema que realmente podamos ver una", dijo el astrónomo András Gáspár de la Universidad de Arizona. "Creemos que estábamos en el lugar correcto en el momento adecuado para haber presenciado un evento tan poco probable con el telescopio espacial Hubble".

 

La estrella Fomalhaut está ubicada a solo 25 años luz de distancia de la Tierra en la constelación de Piscis Austrinus. Es dos veces más grande que el Sol y 20 veces más brillante y está rodeada por un anillo de polvo y escombros.

"El sistema Fomalhaut es el laboratorio de pruebas definitivo para todas nuestras ideas sobre cómo evolucionan los exoplanetas y los sistemas estelares", aclara George Rieke, coautor del estudio.

"Nuestro estudio, que analizó todos los datos de archivo disponibles de Hubble en Fomalhaut b, incluidas las imágenes más recientes tomadas por Hubble, reveló varias características que juntas pintan una imagen de que el objeto del tamaño de un planeta nunca podría haber existido en primera instancia", explican los autores.


Por ello, los autores creen que dos súper cometas de unos 200 kilómetros de diámetro chocaron poco antes de que el Hubble tomara sus primeras imágenes, produciendo una nube de escombros iluminada por la luz brillante de la joven estrella.


El telescopio espacial James Webb, si finalmente se lanza con éxito -pues se ha vuelto a retrasar su lanzamiento a 2021-, tiene a Fomalhaut en su lista de observación prioritaria. Con un poder mucho mayor que el Hubble (que ya es incapaz de captar las partículas tan pequeñas que deben quedar), debería poder verificar si la teoría y los modelos de estos astrónomos son correctos.

 

Referencia: András Gáspár & George H. Rieke. New HST data and modeling reveal a massive planetesimal collision around Fomalhaut. PNAS, published online April 20, 2020; doi: 10.1073/pnas.1912506117

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo