Energías renovables

El panel solar que divide el agua para producir hidrógeno

Científicos de la Katholieke Universiteit Leuven han desarrollado un panel solar compuesto de materias primas baratas capaz de convertir la luz solar en hidrógeno, utilizando para ello la humedad presente en el aire.

Un equipo de ingenieros belgas afirman que los paneles solares podrían hacer más que mantener las luces encendidas: también podrían producir hidrógeno gaseoso, lo que ofrecería a las familias la posibilidad de calentar sus hogares sin ampliar sus huellas de carbono.

Científicos de la Katholieke Universiteit Leuven (KU Leuven) han desarrollado un panel solar capaz de convertir la luz solar directamente en hidrógeno utilizando la humedad del aire. El prototipo toma el vapor de agua y lo divide en moléculas tanto de hidrógeno como de oxígeno.

De acuerdo a los expertos, esta tecnología podría ser de muchísima ayuda a la hora de abordar un desafío importante que enfrenta cada día a la economía del hidrógeno, el cual, a diferencia de los combustibles fósiles, no produce emisiones de gases de efecto invernadero ni contaminación del aire cuando es utilizado en vehículos o edificios que funcionan con pilas de combustible.

Casi todo el hidrógeno que es producido en la actualidad se produce mediante un proceso industrial que involucra el uso de gas natural, lo que sí ocasiona la expulsión de más emisiones a la atmósfera. 

Mientras que un pequeño número de instalaciones está produciendo hidrógeno “verde” mediante un proceso que divide las moléculas de agua utilizando electricidad (electrólisis), idealmente a partir de fuentes renovables, otros investigadores –entre los que se encuentran los estudiosos belgas–, se encuentran desarrollando lo que se conoce como tecnologías solares directas de división del agua, que utilizan componentes biológicos y químicos para dividir el agua directamente en el panel solar, renunciando con ello a la necesidad de instalar plantas de electrólisis costosas y de gran tamaño.

El panel solar desarrollado por el equipo de Bélgica mide 1,65 metros de largo, tendría aproximadamente la altura de una nevera de cocina, y una potencia nominal de unos 210 vatios. Y podría producir 250 litros de hidrógeno por día en promedio, durante un año completo.

Pero, como opinan los expertos, aunque ya se ha desarrollado un sistema que es muy eficiente para tomar el agua del aire y dividirla en hidrógeno mediante el uso de la energía solar, la parte más difícil es precisamente extraer el agua del aire. Una de las principales ventajas del panel ideado por el equipo belga es que está compuesto de materias primas baratas, en lugar de metales preciosos y otros componentes costosos.

Los investigadores planean probar sobre el terreno su prototipo instalándolo en una casa situada en la ciudad rural de Oud-Heverlee. El hidrógeno se almacenaría en un pequeño recipiente a presión subterráneo durante los meses de verano, para luego ser bombeado por toda la casa durante el invierno. Y, si todo sale según lo planeado, podrían instalarse 20 paneles en la casa, o construir incluso un sistema más grande para permitir que otras familias utilicen el hidrógeno.

También te puede interesar:

Continúa leyendo