¿Cuál es el cráter de meteorito más antiguo de la Tierra?

Existe un número considerable de cráteres dibujados en la superficie de nuestro planeta, mediante los cuales podemos escribir la historia de la Tierra.

meteorito
iStock

Los impactos de rocas provenientes de nuestro sistema solar (del cinturón de asteroides, situado entre Marte y Júpiter) son frecuentes. Cada día la Tierra es bombardeada por meteoros, la mayor parte de los cuales se desintegran en la trayectoria de entrada a la atmósfera, mucho antes de llegar a suponer un peligro para la vida sobre nuestro planeta. No obstante, cada cierto tiempo (miles de años), se produce un impacto por parte de un objeto lo suficientemente grande como para causar daños significativos. En el pasado, la Tierra ha sufrido incluso extinciones masivas provocadas por el impacto de grandes rocas espaciales, como la que precipitó la desaparición de los dinosaurios y otros grandes animales hace 66 millones de años. 

Las cicatrices de estos impactos milenarios son los cráteres, que los científicos se dedican a estudiar y catalogar. Existe un número considerable de cráteres dibujados en la superficie de nuestro planeta, mediante los cuales podemos escribir la historia de la Tierra. Pero, ¿cuál es el cráter más antiguo conocido? 

En 2012, un grupo de geólogos europeos publicaron el hallazgo del cráter de impacto más antiguo de la Tierra en la ciudad de Maniitsog (Groenlandia). Se trata de un cráter de 100 kilómetros de diámetro provocado por la caída de un asteroide hace 3000 millones de años. Los expertos sospechaban de la existencia del cráter desde 2009, cuando el Servicio Geológico de Dinamarca y Groenlandia, analizando unos mapas geológicos de los alrededores de Maniitsoq, descubrió anomalías extrañas en la estructura de las rocas locales, provocadas por el impacto de un meteorito gigante. Después se realizaron nuevos estudios y nuevas expediciones en Groenlandia con expertos rusos, ingleses y suecos, en 2010 y 2011, momento en el que pudieron confirmar que los datos obtenidos en la zona corresponden al cráter de impacto más antiguo del planeta. 

El autor principal del trabajo, Iain McDonald, indicó que este descubrimiento único permite estudiar las consecuencias de un bombardeo meteórico del planeta que se produjo mil millones de años antes de lo que se creía anteriormente. El impacto que originó el cráter se produjo hace unos 3000 millones de años, según se puede deducir de la ausencia de la ‘taza’, la forma habitual de los cráteres. Además, los cálculos realizados permitieron concluir que el asteroide que impactó contra la Tierra era de más de 30 kilómetros. En este sentido, el estudio destaca que, de caer tal cuerpo sobre un continente, habría provocado un embudo de hasta 600 kilómetros de diámetro, o el doble que el cráter Vredefort en Sudáfrica. 
 
Según sus descubridores, este cráter estuvo ‘escondido’ bajo los largos periodos glaciales y de formación de montañas que Groenlandia lleva experimentando desde hace 3000 millones de años hasta ahora. Como evidencian las pruebas, el hielo borró todas las huellas de la caída del meteorito, excepto las deformaciones provocadas en las rocas por la onda de choque, que son las que permitieron este descubrimiento. 

Otro de los cráteres más antiguos que se conoce es el cráter bautizado como Yarrabubba, descrito a principios de 2020, con un diámetro de 70 kilómetros y una antigüedad de más de 2229 millones de años. 

Laura Marcos

Laura Marcos

Nunca me ha gustado eso de 'o de ciencias, o de letras'. ¿Por qué elegir? Puedes escribirme a lmarcos@zinetmedia.es

Continúa leyendo