El interior de la Luna contiene muchísima agua

Nuevas evidencias revelan que un gran número de depósitos volcánicos de la Luna contienen grandes cantidades de agua.

"Observamos el agua en los depósitos que están en la superficie hoy en día, pero estos depósitos son el resultado del magma que originalmente viene de lo más profundo del interior lunar. Por lo tanto, debido a que los productos del magma tienen agua, el profundo interior de la luna también debe contener agua", explica Ralph Milliken, líder del trabajo que publica Nature Geoscience.

 

Para estimar la cantidad de agua atrapada en los depósitos piroclásticos, los científicos tuvieron que aislar la luz solar reflejada de la energía térmica emitida por la superficie caliente de la luna. Realizaron pruebas espectrofotométricas para ver qué longitudes de onda rebotaban o penetraban en la superficie, determinando finalmente los compuestos químicos y minerales de las distintas zonas lunares. Estos hallazgos refuerzan las evidencias de que los pozos volcánicos de la Luna contienen agua, y mucha.

 

"Diferentes minerales y compuestos absorberán y reflejarán la luz de diferentes maneras, así que en nuestro caso estudiamos las longitudes de onda donde [las moléculas] H2O y OH absorben la luz. Encontramos que había absorciones mayores, o menos luz solar reflejada, en estas longitudes de onda para depósitos piroclásticos, lo que indica que contienen OH o H2O", aclara Milliken.

 

"La idea de que pueda haber agua en la mayoría de depósitos piroclásticos sugiere que las muestras recogidas en las diferentes misiones Apolo no son anómalas y que la parte interna de la Luna podría estar mojada. El agua podría haber sido transportada por el impacto de asteroides antes de que la Luna se solidificase por completo", señala Milliken.

 

Este sorprendente descubrimiento permitirá extraer agua de la Luna. “El hecho de que haya grandes depósitos de agua podría beneficiar las futuras expediciones lunares, ya que les evitaría tener que transportarla”, explica Shuai Li, coautor del trabajo.

 

¿De dónde procede este agua?

 

Las gotas volcánicas no contienen mucha agua -apenas un 0,05% de su peso- pero, afortunadamente, los depósitos son grandes, y la extracción del agua no sería muy complicada, ya que estos depósitos se encuentran en lugares de fácil acceso. El estudio no especifica cuanta cantidad de agua hay, pero sí ha logrado identificar todas las zonas en las que hay presencia de agua para seguir siendo analizadas en próximas misiones a nuestro satélite.

 

Referencia: Ralph E. Milliken, Shuai Li. Remote detection of widespread indigenous water in lunar pyroclastic deposits. Nature Geoscience, 2017; DOI: 10.1038/ngeo2993

 

Crédito imagen: Milliken lab/Brown University

 

Etiquetas: Lunaaguaastronomíaciencianoticias de ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS