El experimento que muestra que Albert Einstein se equivocaba

Cien mil ‘gamers’ participan en una investigación que desmonta el realismo local postulado por el brillante físico alemán.

realismo local

 

Se trata de la persona más relevante del siglo XX (así lo designó la revista Time en el año 99): Albert Einstein, el físico más brillante de nuestro tiempo e icono de nuestra época. Su aportación más relevante y conocida por la generalidad de la sociedad, la Teoría de la Relatividad, sentó las bases de la comprensión que tenemos del universo, y de hecho tal aportación, que tiene más de cien años, ha obtenido sus pruebas (ondas gravitacionales) en reiteradas ocasiones.

No obstante, Einstein no siempre tenía razón. Una investigación, conducida por el Instituto de Ciencias Fotónicas de Barcelona (ICFO), y en la que participaron cien mil gamers voluntarios, contradice sus ideas con respecto al enredo cuántico, que es la piedra angular de la mecánica cuántica, o la física de las partículas subatómicas.

 

 

 

¿Qué es el enredo cuántico?

El enredo cuántico es el término acuñado para referirse a una conexión especial entre pares o grupos de fotones, o cualquier objeto descrito por la mecánica cuántica

Aparentemente, dos objetos lo suficientemente alejados no pueden interactuar entre sí. Parece un postulado bastante lógico, y eso mismo es lo que postuló Einstein, en una hipótesis denominada realismo local o realismo cuántico. Pero las leyes de la física cuántica son distintas a lo que conocemos en la escala de los objetos más grandes.

De la misma manera, Einstein planteaba un universo independiente de nuestras observaciones, en el que ninguna influencia podría viajar más rápido que la luz.

Pues bien, la hipótesis del realismo local del físico ha sido refutadas por una investigación global, que ha implicado la participación de cien mil voluntarios. A través de determinados juegos para smartphone y otros dispositivos, los jugadores enviaron unos 90 millones de bits en código binario (ceros y unos), que ayudaron a los investigadores a probar este realismo cuántico de Einstein.

En un test de Bell (en honor al físico John Stewart Bell), se generaron pares de partículas entrelazadas, como fotones, que se envían a diferentes lugares, para posteriormente medir las propiedades de las mismas.

 

 

Tal como detalla el ICFO en un comunicado, si los resultados de la medición tendían a coincidir, independientemente de las propiedades que elijamos medir, implicaría dos posibilidades: o bien la medición de una partícula afecta instantáneamente a la otra (a pesar de estar muy lejos la una de la otra en distancia), o incluso que las propiedades de las partículas nunca existieron.

Los resultados del experimento mostraron que las partículas cuánticas que están separadas por una gran distancia pueden afectarse entre sí simultáneamente, lo que contradice el principio de realismo local de Einstein, para quien el enredo cuántico era imposible según las leyes tradicionales de la física

De hecho, continúa siendo un misterio cómo pueden coexistir la física que rige las partículas subatómicas y la física que rige los grandes cuerpos, y la asimilación de ambas es uno de los grandes retos de la ciencia, algo que ya intentó Stephen Hawking tratando de encontrar una teoría del todo.

CONTINÚA LEYENDO