El desarrollo del tobillo y el pie permitió sobrevivir a los mamíferos

Los mamíferos, durante el Paleoceno, eran menos primitivos de lo que se pensaba.

mamífero
Reconstrucción de un mamífero del Paleoceno. (Créditos: Sarah Shelley)

El desarrollo de los huesos del tobillo y el pie, en diferentes formas y tamaños, permitió a los mamíferos adaptarse y sobrevivir después de la extinción de los dinosaurios. Esta es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo. Además, los resultados del estudio han sido publicados en la revista Proceedings of the Royal Society B.

Gracias al desarrollo de estos huesos hace 66 millones de años, los mamíferos pudieron prosperar y diversificarse durante un periodo de enorme cambio global, tal como han concluido los investigadores. Además, tras analizar los huesos (que forman parte del tobillo y el talón del pie) de diversas especies, los investigadores descubrieron que los mamíferos, durante el Paleoceno, eran menos primitivos de lo que se pensaba.

elefante
Pixabay.

Información de los huesos

Un grupo de paleontólogos de Edimburgo descubrió este hallazgo comparando la anatomía de los mamíferos del Paleoceno con especies del Periodo Cretácico anterior y con especies que existen en la actualidad.

Los investigadores analizaron el tamaño de los huesos del pie y el tobillo de 40 especies del Paleoceno. Así, gracias a este análisis descubrieron información sobre el estilo de vida y el tamaño de los animales. Asimismo, el equipo comparó los resultados con especies modernas y mamíferos que existieron durante el Periodo Cretácico.

Evolución de los mamíferos

Este descubrimiento refleja que los mamíferos del Paleoceno tenían constituciones más musculosas y robustas que los del Cretácico o los que habitan en la actualidad. Además, sus articulaciones eran muy flexibles, lo que les permitió adaptarse y evolucionar de forma más rápida tras la extinción de los dinosaurios.

En cuanto a su estilo de vida, los tobillos y pies de muchas especies eran muy similares a los mamíferos excavadores que existen en la actualidad. Esto indica que la capacidad de excavar bajo tierra probablemente les ayudó a sobrevivir, dando lugar a especies que habitaban en el suelo.

Así, según Sarah Shelley, investigadora en el Museo Carnegie de Historia Natural (Estados Unidos) este estudio proporciona información sobre la evolución de los mamíferos del Paleoceno, y cómo consiguieron adaptarse y prosperar tras la devastación del Cretácico final.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo