El cerebro humano crea neuronas hasta los 90 años

Científicos descubren que la formación de nuevas neuronas se produce en el cerebro durante toda la vida adulta.

Si el centro de memoria del cerebro humano puede desarrollar nuevas células, podría ayudar a las personas a recuperarse de la depresión, del trastorno de estrés postraumático, a retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer, profundizar nuestra comprensión de la epilepsia y ofrecer nuevos conocimientos sobre la memoria y el aprendizaje.

Durante décadas, los científicos han debatido si el nacimiento de nuevas neuronas, llamada neurogénesis, es posible en un área del cerebro responsable del aprendizaje, la memoria y la regulación del estado de ánimo. Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista Nature Medicine, inclina la balanza al "sí". Según el estudio, una región concreta del cerebro humano -conocida como giro dentado– produce nuevas neuronas hasta los 90 años; toda la vida.

 

Los investigadores, liderados por María Llorens-Martín, científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (España), probaron una variedad de métodos para preservar el tejido cerebral de 58 personas recientemente fallecidas. Encontraron que diferentes métodos de preservación llevaron a distintas conclusiones sobre si se podrían desarrollar nuevas neuronas en el cerebro adulto y envejecido.

Llorens-Martin, autora principal del artículo, debe conservar el tejido cerebral unas pocas horas después de la muerte y ser muy precisos con los químicos específicos que se utilizan para preservar el tejido o las proteínas que identifican a las células en desarrollo.

 

La experta comentó que comenzó a recolectar y preservar cuidadosamente muestras de cerebro en 2010, cuando se dio cuenta de que muchos cerebros almacenados en bancos de cerebros no se conservaban adecuadamente para este tipo de investigación. En su estudio, ella y sus colegas examinaron los cerebros de las personas que murieron con sus recuerdos intactos, y los que murieron en diferentes etapas de la enfermedad de Alzheimer. Descubrió que los cerebros de las personas con  alzhéimer mostraban pocos signos de neuronas nuevas en el hipocampo, si es que mostraban alguna señal, con menos señales a medida que se encontraban en el curso de la enfermedad. Esto sugiere que la pérdida de nuevas neuronas, si pudiera detectarse en el cerebro vivo, sería un indicador temprano de la aparición de la enfermedad de Alzheimer, y que promover un nuevo crecimiento neuronal podría retrasar o prevenir la enfermedad que ahora afecta a millones de personas en todo el mundo.

 

Neurogénesis



La neurogénesis en el hipocampo es importante porque la evidencia en animales muestra que es esencial para la separación de patrones. En las personas, la incapacidad para distinguir entre dos eventos similares podría explicar por qué los pacientes con trastorno de estrés postraumático continúan reviviendo las mismas experiencias, a pesar de que sus circunstancias han cambiado. Además, muchos déficits observados en las primeras etapas del deterioro cognitivo son similares a los observados en animales cuya neurogénesis se ha detenido.

 

Los investigadores pueden estimular el crecimiento de nuevas neuronas en ratones y ratas haciendo que los roedores hagan más ejercicio o proporcionándoles entornos que sean más estimulantes cognitiva o socialmente, dice Llorens-Martin. "Esto no podría aplicarse a las etapas avanzadas de la enfermedad de Alzheimer. Pero si pudiéramos actuar en etapas más tempranas en las que la  movilidad aún no está comprometida, quién sabe, tal vez podríamos reducir la velocidad o prevenir la pérdida de plasticidad en el cerebro", concluye la experta.

 

Y termina: "Aún queda mucho camino por recorrer para aplicar estos resultados al tratamiento de seres humanos, pero los resultados obtenidos son esperanzadores ya que muestran la existencia de una población dinámica de células que en otras especies de mamíferos han mostrado ser importantes para la regulación de la memoria".

 

Referencia: E. P. Moreno-Jiménez*, M. Flor-García*, J. Terreros-Roncal*, A. Rábano, F. Cafini, N. Pallas-Bazarra, J. Ávila and M. Llorens-Martín. Adult hippocampal neurogenesis is abundant in neurologically healthy subjects and drops sharply in patients with Alzheimer’s disease. Nature Medicine. DOI: 10.1038/s41591-019-0375-9

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

CONTINÚA LEYENDO