El cerebro de los prematuros se desarrolla de forma diferente según el género

Los cerebros de los bebés varones prematuros parecen verse más afectados que los de las niñas.

Los cerebros de los bebés varones nacidos prematuramente se ven afectados de manera diferente y más severa que los cerebros de las niñas prematuras. Esta es la conclusión de un estudio publicado en la revista Nature Pediatric Research, cuyos autores utilizaron imágenes de resonancia magnética (MRI) como parte de un estudio en curso sobre bebés prematuros para examinar de qué forma cambiaban y se desarrollaban los cerebros de bebés prematuros de ambos sexos.

Los investigadores tomaron imágenes de resonancia magnética de alta calidad de los cerebros de 3
3 niños. La muestra incluyó bebés cuyo parto fue llevado a término (al menos 38 semanas) y pretérmino (nacieron con menos de 37 semanas). Estas imágenes se analizaron junto con la información recopilada de los cuestionarios completados por las madres de los bebés y otros datos recabados del momento en que nacieron. El seguimiento se llevó a cabo hasta que los niños cumplieron 12 meses de edad.

"La ventana entre el nacimiento y un año de edad es el momento más importante en términos de desarrollo del cerebro. Por lo tanto,
estudiar el cerebro durante este período es importante para comprender mejor cómo se desarrolla el cerebro prematuro", explica Amanda Benavides, coautora del trabajo.

Las mediciones cerebrales tomadas de las imágenes de resonancia magnética demostraron que incluso a esta edad tan temprana,
existen diferencias sexuales importantes en la estructura del cerebro, y estas son independientes de los efectos de haber nacido de forma prematura.

 

El tejido cerebral se divide en materia gris cerebral que incluye regiones del cerebro que influyen en el control muscular, los sentidos, la memoria, el habla y la emoción, y la sustancia blanca cerebral que ayuda a unir diferentes partes de la materia gris entre sí. Mientras que los cerebros de los niños eran en general más grandes en términos de volumen, las niñas tenían volúmenes proporcionalmente mayores de materia gris y los niños tenían volúmenes proporcionalmente mayores de materia blanca. Estas mismas diferencias de sexo se observan en niños y adultos, y por lo tanto documentan qué tan temprano en la vida se ven estas diferencias.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Con respecto a los efectos de la prematurez, los investigadores descubrieron que cuanto antes nacía un bebé, menor era su volumen cerebral total. Sin embargo, el efecto de la prematurez en los tejidos específicos fue diferente dependiendo de la edad de gestación del bebé en relación con su sexo. Cuanto más pronto nacía un bebé, su volumen de corteza (materia gris) era menor. En el caso de las niñas, se trataba del volumen de materia blanca en su cerebro, que era significativamente inferior. En general, aunque los efectos de la prematurez se observaron tanto en niños como en niñas, estos efectos fueron más severos para los niños.

Según el equipo de científicos, es bien sabido que los fetos masculinos son más vulnerables a la aberración del desarrollo y que esto podría conducir a otros resultados desfavorables.
Los hallazgos de este estudio se añaden a esta evidencia al mostrar cómo los cerebros de los bebés nacidos demasiado pronto se ven afectados de forma diferente a los de las niñas.

 

 

"Teniendo en cuenta estos antecedentes, parece probable e incluso esperado que los efectos de la prematurez en el desarrollo del cerebro sean más graves en los varones". Los procesos del cerebro prematuro incurridos durante las primeras semanas y meses de vida preparan el terreno para una trayectoria de desarrollo alterada que se desarrolla durante el resto del desarrollo y la maduración ", concluye Peg Nopoulos, coautora del estudio.

 

Referencia: Sex-specific alterations in preterm brain. Amanda Benavides, Andrew Metzger, Sasha Tereschenko, Amy Conrad, Edward F. Bell, John Spencer, Shannon Ross-Sheehy, Michael Georgieff, Vince Magnotta & Peg Nopoulos Pediatric Research (Septiembre 2018) | DOI: 10.1038/s41390-018-0187-5

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo