El asteroide que mató a los dinosaurios generó un megatsunami con olas de 16 metros

Y ahora hemos detectado la huella que dejó ese colosal tsunami en el sedimento de la costa de Estados Unidos.

megatsunami
Mark Garlick / Science

El asteroide que acabó con la mayor parte de los dinosaurios hace 65 millones de años envió un tsunami de 1,6 kilómetros de altura que se estrelló contra América del Norte, han confirmado una serie de marcas fosilizadas. Estas líneas onduladas, enterradas dentro de sedimentos en lo que actualmente es el centro de Louisiana, fueron descubiertas a través de imágenes sísmicas por la Universidad de Louisiana en Lafayette.

Este impacto cataclísmico en la vieja Tierra tuvo secuelas extremas, desde el polvo envolviendo el mundo hasta los incendios forestales a 1.500 kilómetros del lugar del impacto.

Como el agua era muy profunda en esta zona, permaneció la huella de las ondas del tsunami, recubierta con una fina capa de escombros previamente vinculados químicamente al cráter del asteroide en el Golfo de México, cerca de lo que ahora es el pueblo de Chicxulub en la Península de Yucatán. Las ondas fosilizadas estaban espaciadas hasta 1 kilómetro de distancia y tenían un promedio de 16 metros de altura. Los científicos creen estas ondas representan la huella de las olas del tsunami cuando se acercaban a la costa y perturbando los sedimentos del lecho marino. Esto significa que la huella de las ondas se ha mantenido durante 66 millones de años, cubierta por una capa de escombros de caída de aire que se ha relacionado con el cráter del asteroide.

 


Dibujar una línea desde la cresta de las ondas llevó directamente al cráter Chicxulub

Las encontraron analizando datos de imágenes sísmicas obtenidas de una empresa de combustibles fósiles que opera en la región. Determinaron que las crestas onduladas impresas formaban una línea recta directamente hacia el cráter de Chicxulub y su orientación es consistente con el impacto.

 

Según los científicos, después de esta colisión, enormes olas de tsunami se extendieron por todo el mundo. El modelado de este monstruoso tsunami sugiere que sus olas habrían alcanzado la asombrosa altura de 1.500 metros después del mega terremoto provocado por la colisión, de más de 11 en la escala de Richter. En ese momento, toda la tierra estaba cubierta por una nube de polvo. Miles de kilómetros alrededor del lugar donde chocó este asteroide, hubo una enorme destrucción. Debido a este tsunami, los dinosaurios y muchas otras criaturas, perecieron de esta tierra para siempre, pues se habrían visto arrastrados, vida marina a la tierra y la terrestre, al mar y matando a millones de criaturas en el proceso.

"El tsunami continuó durante horas o días mientras se reflejaba varias veces dentro del Golfo de México a la par que disminuía en amplitud", escribieron los autores en la revista Earth and Planetary Science Letters.

Si bien las dramáticas olas habrían causado devastación a lo largo de miles de kilómetros, fueron los efectos globales de los cambios atmosféricos que alteraron el clima por el impacto los que acabaron con tantas especies, acabando abruptamente con el Mesozoico.


Los expertos esperan encontrar otra evidencia de ondas de tsunami posteriores a la colisión, que ayuden a terminar de completar el rompecabezas de este gran evento de extinción.

Referencia: Gary L. Kinsland, Kaare Egedahl, Martell Albert Strong, Robert Ivy, Chicxulub impact tsunami megaripples in the subsurface of Louisiana: Imaged in petroleum industry seismic data, Earth and Planetary Science Letters, Volume 570, 2021, 117063, ISSN 0012-821X, DOI: https://doi.org/10.1016/j.epsl.2021.117063.

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo