Dos olas de lava recorren el volcán más poderoso del sistema solar en una luna de Júpiter

El gran lago de lava Loki Patera de Io, la luna multicolor de Júpiter, se activa periódicamente por dos pulsos episódicos de magma.

En marzo de 2015, Europa, otra de las lunas de Júpiter, se situó entre Io y la Tierra, bloqueando la luz que refleja Io. Gracias a que Europa está cubierta de hielo de agua, refleja muy poca luz solar, y esto permitió a los telescopios captar con claridad las diferencias de temperatura en la superficie de Io. Ahora, un detallado mapa elaborado por un equipo de la Universidad de California permite explicar que estas diferencias en realidad se deben a dos olas de lava de gran tamaño, que se desplazan a diferentes velocidades desde el lado oeste del volcán, y en sentido antihorario. Loki Patera tiene una gran isla central terrestre, algo más fría, y alrededor de la cual convergen ambas olas.

Que existan dos olas de lava desplazándose a diferentes velocidades permite deducir también que hay dos fuentes que las provocan: dos pulsos episódicos de magma que llegan a la superficie en momentos y lugares cercanos, pero distintos. Las observaciones indican que una de las olas emerge cada 200 días y, la otra, en un periodo de 75 días. Desde su descubrimiento en 1979, se sabe que Io ha estado activo permanentemente, debido a la actividad interna, y ahora se conocen muchos más detalles acerca de su actividad volcánica.

Etiquetas: LunaSistema Solarplanetasvolcanes

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS