Diez experimentos para hacer en Nochevieja

Proponemos diez experimentos fáciles para hacer tras la cena de Nochevieja, con vídeos que lo explican paso a paso.

Estamos a punto de llegar a la Nochevieja de 2021 y el asunto no está muy claro si nuestra idea es reunirnos con una cantidad enormes de personas. Es posible que al final lo pasemos en familia. ¿Por qué no hacer algunos experimentos para pasar el rato? Pero no experimentos cualesquiera, sino Experimentos para entender en el mundo propuestos por el divulgador Javier Fernández Panadero. Todas las citas que vienen a continuación están extraídas del libro de este físico de los cachivaches.

Y si te perdiste los 10 experimentos para hacer con globos, con estos diez ahora tienes una lista de 20. ¡Disfruta!

Experimento 1: Lo que no veo, me lo invento

Material: folio y rotulador.

“Somos los últimos descendientes de una larga estirpe que salió corriendo cuando vio moverse una hoja […]. Digamos que somos hijos de cobardes y adivinos con cierto éxito”. Nuestro cerebro ha evolucionado para tomar decisiones aún faltando datos. Una cosa es la imagen que vemos y otra diferente es lo que interpretamos. “Si veo a una persona sentada a una mesa, asumiré que tiene piernas aunque no las vea”. En este experimento se muestra una carta de dos caras que cambia su contenido mágicamente... ¿o tal vez sea nuestro cerebro el que lo cambia?

Experimento 2: Encender el humo de una vela

Material: vela y encendedor.

“Coge una vela, saldrá mejor si es una de esas velas que cuando apagas deja un buen hilo de humo blanco”. Y es que Panadero nos explica cómo encender la vela sin acercar el encendedor a esta, solo acercándola al hilo de humo. “De esta forma, ese color blanco del humo viene de sustancias inflamables y que aún no se han quemado y que son susceptibles de arder”.

Experimento 3: No eres tan rápido, forastero

Ni te lo pienses, tienes una apuesta segura con un billete de 50 €, aunque también vale con otro. Y lo dice la ciencia, en concreto la cinemática. Si pones el billete en la mano de tu familiar y lo dejas caer, ¿podrá cogerlo? Mira el vídeo y verás que nunca será capaz de atraparlo. “En la práctica, solo lo coge si hace trampa, por ejemplo, tratando de adivinar cuándo vas a soltarlo”.

Experimento 4: ¿Está vacía una botella vacía?

Material: Una botella “vacía”, la de cava viene bien. Una bolita de papel de aluminio.

Pon la botella tumbada y la bolita de papel de aluminio en la boca. Sopla con fuerza para intentar meterla. ¿Qué ocurre? Pues que no podrás meterla. El resultado de este experimento es contra intuitivo. “Estar equivocado es normal, estar seguro de tu error es terrible”. En el vídeo se explica la razón.

Experimento 5: Efecto coanda

Material: Una cuchara, una jarra de agua, un cuenco, una vela, un tarro y un encendedor.

¿Serías capaz de apagar una vela sin soplando sobre un objeto entre la vela y tu boca? Puedes verlo en este vídeo, ¿pero qué es el efecto coanda?: “Cuando un fluido en movimiento encuentra un obstáculo, tiende a pegarse, hasta cierto punto, a su superficie, con lo que varía así su trayectoria”.

Experimento 6: Toda la atmósfera contra una lata

Material: Una lata vacía, un poco de agua, un hornillo, unas pinzas y un cuenco con hielo y agua.

Calienta la lata hasta que se empiece a evaporar el agua. Le das la vuelta a la lata (con las pinzas) y la metes dentro del cuenco. ¡Implota! “Lo que ha ocurrido es que mientras la lata estaba en el fuego, dentro había aire caliente y vapor de agua. Al taparla, cuando la introduces un poco en el cuenco, el aire caliente se enfría, baja su presión, y el vapor de agua se condensa”. La lata baja la presión en el interior, pues se queda “algo vacía”, por lo que “la sobrepresión exterior es suficiente para estrujar la lata violentamente”.

Experimento 7: El fantasma del congelador

Material: Una botella de cristal vacía, un vaso de agua y una moneda.

Introduce la botella abierta en el congelador y sácala cuando ya esté fría. Moja la boca de la botella y pon sobre ella una moneda. Espera un momento y “verás que la moneda da un saltito y suena «blop». Seguirá haciéndolo durante un rato...”. En el vídeo se explica la razón de este comportamiento... ¿ paranormal? “Hay gente que cree que le pasan cosas paranormales porque se mueven o caen cuadros en su casa, hasta el día que se dan cuenta de que están colgados encima de un radiador que produce una corriente ascendente de aire caliente”.

Experimento 8: Cambiar agua por vino

Material: Dos vasos de chupito, un carnet o cualquier tarjeta que resista la humedad, un poco de agua y un poco de vino tinto.

Se explica cómo colocar los dos vasos de chupito para que el vino pase al vaso del agua y viceversa. Si se juntan, deberían mezclarse. Pero, cuando “un líquido se mueve a una velocidad «baja», se comporta como «láminas», de manera que puede fluir en contacto con otro fluido y no mezclarse”.

Experimento 9: Agua que no cae

Materiales: Una botella de plástico, un saco de naranjas o similar y una jarra de agua.

Nos explica cómo tapar con la red la botella y lograr que el agua no caiga de esta aunque se le dé la vuelta. ¿Acaso se trata de una red mágica? “En el agua actúan fuerzas que mantienen unidas las moléculas. […] Son fuerzas que aparecen entre átomos de hidrógeno de una molécula y un átomo de oxígeno de otra, se llaman puentes de hidrógeno. […] en la superficie [del agua] esa atracción genera una «piel» con cierta tensión, llamada tensión superficial, sobre la que caminan lo sinsectos y nos damos barrigazos los bañistas”.

Experimento 10: ¿Equilibrio imposible?

Material: Dos tenedores, un palillo de dientes, una cerilla y un vaso.

Es el clásico experimento de poner dos tenedores haciendo equilibrio con un palillo sobre el borde de un vaso, pero... con una variante interesante que deja con la boca abierta. “En el vídeo, además, hacemos la floritura de quemar parte del palillo para que quede claro hasta qué punto es estable con un apoyo mínimo, todo ello debido a que el centro de masas está bajo el punto de apoyo”. ¿Te atreves a hacerlo?

Eugenio Manuel Fernández Aguilar

Eugenio Manuel Fernández Aguilar

Soy físico de formación, aunque me interesan todas las disciplinas científicas. He escrito varios libros de divulgación científica y me encanta la Historia de la Ciencia.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo