Descubren una rara 'nube de fósiles' del Big Bang

El telescopio óptico más poderoso del mundo ha sido empleado para observar un fósil del Big Bang, una reliquia de gas en el universo distante.

Un equipo de astrónomos del Observatorio M. Keck en Maunakea (Hawái), han llevado a cabo un descubrimiento increíble: se trata de una reliquia rara del universo antiguo, una "nube fósil" de gas creada en la época del Big Bang.

 

Este antiguo remanente del Big Bang, este fragmento de material puro de los comienzos del universo, podría ayudar a los investigadores a comprender mejor cómo y por qué los diferentes tipos de estrellas y galaxias se formaron en el universo primitivo.

 

El telescopio del Observatorio W. M. Keck también encontró un cuásar, un núcleo galáctico activo ultra-brillante que emite mucha energía, que se esconde detrás de la nube de gas. Esta nube es un hallazgo notable porque ha cambiado muy poco desde su creación.

 

“Dondequiera que miremos, el gas en el universo está contaminado por elementos pesados de residuos de estrellas en explosión. Pero esta nube en particular parece prístina, no contaminada por estrellas, incluso 1.500 millones de años después del Big Bang ", dijo Fred Robert de la Swinburne University of Technology de Australia. “Si tiene algún elemento pesado, debe ser en una proporción de menos de 1 / 10.000 de lo que vemos en nuestro Sol. Esto es extremadamente bajo. La explicación más convincente es que es una verdadera reliquia del Big Bang ", agregó.

Debido a que el cuásar detrás de la nube es muy brillante, ilumina el material que contiene. Esta iluminación permitió a los expertos ver las sombras espectrales del hidrógeno en la nube de gas, y debido a que no se ha contaminado, es una mirada espléndida de cómo se veía la nube hace miles de millones de años.

 

No es la primera vez que vemos una 'nube de gas fósil'



Este no es el primer remanente de nubes del Big Bang jamás descubierto. En 2011, los investigadores descubrieron otras dos "nubes fósiles".

 

“Los dos primeros fueron descubrimientos fortuitos, y pensamos que eran la punta del iceberg. Pero nadie ha descubierto algo similar, son claramente muy raras y difíciles de ver. Es fantástico descubrir finalmente una de forma sistemática ", agregó el astrónomo John O’Meara, quien descubrió las dos primeras nubes fósiles junto con sus colegas.

"Ahora es posible inspeccionar estas reliquias fósiles del Big Bang", explican los autores.

 

El estudio de estas nubes antiguas les ofrecerá a los científicos una mejor idea de cómo era el universo en el momento del Big Bang, explicando potencialmente cómo y por qué algunos gases en el universo primitivo se convirtieron en ciertas estrellas y galaxias, y otras no.

 

También te puede interesar:

Este trabajo se publicará en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

 

Referencia: Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. A preprint of the paper, “Exploring the origins of a new, apparently metal-free gas cloud at z = 4.4,” http://arxiv.org/abs/1812.05098.

 

Crédito imagen: TNG COLLABORATION

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo