Descubren una nueva especie de dinosaurio con un curioso cráneo puntiagudo

La nueva especie habitó lo que ahora es el sur de Utah hace más de 75 millones de años.

anquilosaurio

Un equipo de paleontólogos ha encontrado al sur del Estado de Utah (EE. UU.), los restos de una nueva especie y género de anquilosaurio, un dinosaurio con una curiosa armadura ósea puntiaguda, que ha sido bautizado como Akainacephalus johnsoni. Sus orígenes evolutivos están escritos en toda su superficie.


Las protuberancias óseas que cubren la cabeza y el hocico de
Akainacephalus johnsoni,son similares a los de los anquilosaurios asiáticos, según explican los expertos en la revista PeerJ, que publica el estudio.

 

Fue una sorpresa, afirma Jelle Wiersma, paleontóloga de la Universidad James Cook en Townsville, (Australia). Ella y Randall Irmis, un paleontólogo del Museo de Historia Natural de Utah en Salt Lake City, esperaban que el esqueleto de 76 millones de años, desenterrado en 2008 en el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante de Utah (un área protegida al sur de Utah que hace millones de años formaba parte de un continente que ya no existe, Laramidia) tuviera una estructura más suave, al estilo de los Anquilosaurios norteamericanos.

 

Estos dinosaurios blindados aparecieron por primera vez en Asia hace unos 125 millones de años y alcanzaron el oeste de América del Norte hace unos 77 millones de años. Otro anquilosaurio norteamericano conocido, una especie diferente encontrada en Nuevo México que es 3 millones de años más joven que el dinosaurio recién descubierto, también tiene una armadura resistente comparable al de Akainacephalus.

 

Nueva luz sobre la evolución de la especie

 

El nuevo hallazgo se suma a la evidencia de que al menos dos tipos de anquilosaurios migraron de Asia a América del Norte a finales del Cretácico, posiblemente a través de un puente terrestre entre los continentes, según informan los investigadores: el puente terrestre de Beringia, que permitió que los dinosaurios y otros animales se movieran entre Asia y América del Norte.

 

Así, tras la diminución del nivel del mar, los dinosaurios pudieron llegar al vergel en el que posteriormente vivieron. Probablemente, según comentan los investigadores, los anquilosaurios se dispersaron de Asia a Laramidia varias veces, formando distintas poblaciones en el norte y el sur.

 

“Siempre es emocionante nombrar un nuevo taxón fósil, pero es igualmente emocionante si ese taxón también proporciona información adicional sobre el panorama general de su vida, como su dieta o aspectos de su comportamiento, y el entorno en el que vivía”, declara Wiersma.

 

Akainacephalus, un dinosaurio herbívoro, pudo medir hasta cinco metros de largo y representa el esqueleto más completo de un dinosaurio anquilosaurido encontrado en el suroeste de EE UU: no solo se ha descubierto un cráneo completo, sino también gran parte de la columna vertebral y una rabadilla completa, varios elementos de extremidades anteriores y posteriores, y una armadura de cuerpo huesudo que incluye dos anillos en el cuello y placas de armadura con púas.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Referencia: J.P. Wiersma and R.B. Irmis. A new southern Laramidian ankylosaurid, Akainacephalus johnsoni gen. et sp. nov., from the upper Campanian Kaiparowits Formation of southern Utah, U.S.A. Peer J. Published online July 19, 2018. doi:10.7717/peerj.5016.

 

Crédito imagen: Andrey Atuchin and the Denver Museum of Nature & Science

 

CONTINÚA LEYENDO