Descubren una función desconocida del cerebelo

Esta parte del cerebro que regula el movimiento, también juega un papel crucial en nuestra memoria emocional, concluye un nuevo estudio.

 

Ya sabemos que nuestro cerebro es un órgano de gran complejidad. Tanto que aún seguimos desentrañando todos sus misterios. Incluso ciertos detalles de nuestro cuerpo humano, como el funcionamiento de nuestro cerebelo, aún sorprenden a los científicos.

El cerebelo es la región conocida principalmente por la regulación del movimiento. Ahora, un equipo de científicos de la Universidad de Basilea en Suiza han descubierto que el cerebelo también juega un papel importante en el recuerdo de experiencias emocionales. Concretamente, que las conexiones cerebelo-cerebro afectan a la forma en que el cerebro almacena los recuerdos emocionales.

 


Vital para las experiencias positivas y negativas

Tanto las experiencias emocionales positivas como las negativas se almacenan bastante bien en la memoria humana. No es una herramienta baladí para nosotros; todo lo contrario. Ha sido y es crucial para nuestra supervivencia, ya que necesitamos recordar situaciones peligrosas para evitarlas en el futuro.


Anteriores investigaciones habían demostrado que una estructura cerebral llamada amígdala, zona importante en el procesamiento de las emociones (que a su vez facilita el almacenamiento de información en varias áreas del cerebro), juega un papel central en este fenómeno. También el hipocampo; pero como el cerebelo ya está relacionado con el condicionamiento del miedo, los investigadores del presente estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, querían ver si este también tenía un papel crucial que desempeñar en el registro de recuerdos emocionales.


"El objetivo del presente estudio fue investigar si el cerebelo y las conexiones cerebeloso-cerebrales están involucradas en el fenómeno de la memoria episódica superior para la información visual emocionalmente excitante", escriben los investigadores.

Muestra: 1.418 participantes

En un estudio a gran escala, los investigadores mostraron imágenes emocionales y neutrales a 1.418 participantes y registraron la actividad cerebral de los sujetos mediante imágenes de resonancia magnética. Posteriormente, llevaron a cabo una prueba de memoria en la que quedó claro que los voluntarios recordaron las imágenes positivas y negativas mucho mejor que las imágenes neutras. El mejor almacenamiento de las imágenes emocionales fue asociado a un aumento en la actividad cerebral en las áreas del cerebro que ya se sabe que son vitales en este extremo. Sin embargo, el equipo también identificó una mayor actividad en el cerebelo.

"Estos resultados indican que el cerebelo es un componente integral de una red que es responsable del almacenamiento mejorado de información emocional", aclara Dominique de Quervain de la Universidad de Basilea y coautor del trabajo.


Durante este estudio, el primer autor Matthias Fastenrath y sus colegas encontraron que más de dos docenas de tomografías de ROI (Region of Interest) cerebrales estaban involucradas en la mejora de la memoria emocional.

La comunicación entre el cerebro y el cerebelo es bidireccional, exponen los expertos. La información emocional puede fluir "corriente arriba" del cerebelo al cerebro o "corriente abajo" en la dirección opuesta.


Estos hallazgos podrían ser útiles para mostrarnos cómo reparar ese circuito cuando algo salga mal, como cuando los recuerdos no se almacenan correctamente o si tal vez están impresos con demasiada claridad en nuestro cerebro, algo que podría ser muy beneficioso para la salud mental.

"Estos hallazgos amplían el conocimiento sobre el papel del cerebelo en los procesos cognitivos y emocionales complejos y pueden ser relevantes para la comprensión de los trastornos psiquiátricos con circuitos emocionales aberrantes, como el trastorno de estrés postraumático o el trastorno del espectro autista", escriben los autores.


El estudio actual forma parte de un proyecto de investigación a gran escala realizado por la Plataforma de Investigación de Neurociencias Cognitivas y Moleculares (MCN) de la Universidad de Basilea y las Clínicas Psiquiátricas Universitarias (UPK) de Basilea. La meta es conseguir una mejor comprensión de los procesos emocionales y cognitivos y transferir los resultados de la investigación básica a los proyectos clínicos.

Referencia: Matthias Fastenrath, Klara Spalek, David Coynel, Eva Loos, Annette Milnik, Tobias Egli, Nathalie Schicktanz, Léonie Geissmann, Benno Roozendaal, Andreas Papassotiropoulos, Dominique J.-F. de Quervain. Human cerebellum and corticocerebellar connections involved in emotional memory enhancement. Proceedings of the National Academy of Sciences, 2022; 119 (41) DOI: 10.1073/pnas.2204900119

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo