Descubren un trozo de continente americano en Australia

Los restos datan de hace 1.700 millones de años, y formaban parte del supercontinente Nuna.

Descubren un trozo de continente americano en Australia

La deriva de los continentes es un hecho científico que lleva décadas demostrado. No obstante, todavía hoy sorprenden nuevas pruebas de los movimientos de los continentes en el pasado, un apasionante viaje de las grandes placas terrestres para configurar el aspecto que nuestro planeta tiene a día de hoy.

Investigadores de la Universidad de Curtin han dado con indicios que sugiere que parte del norte de Australia fue en realidad parte de América del Norte hace 1.700 millones de años: un conjunto de rocas halladas en el norte de Queensland, en Australia, que tienen sorprendentes similitudes con las encontradas en América del Norte.

El trabajo concluyó que las rocas encontradas en a 412 kilómetros al oeste de Cairns, tienen firmas que son desconocidas en Australia y en su lugar tienen un parecido sorprendente con las rocas halladas en Canadá.

 

Nuna, el primer supercontinente

Los hallazgos arrojan luz información importante sobre el supercontinente Nuna, de hace 1.700 millones de años.

"Hace unos 1.700 millones de años, las rocas de Georgetown se depositaron en aguas poco profundas cuando la región formaba parte de América del Norte. Georgetown se separó de América del Norte y colisionó con la región de Mount Isa en el norte de Australia unos 100 millones de años después ", tal y como se detalla en la investigación, publicada por la Sociedad Geológica de América.

 

 

 

Esta fue una parte crítica de la reorganización continental global cuando casi todos los continentes en la Tierra se unieron para formar el supercontinente llamado Nuna.

Además, el equipo ha sido capaz de determinar que, cuando el supercontinente Nuna se separó unos 300 millones de años más tarde, el área de Georgetown no desapareció y en su lugar pasó a quedar permanentemente atrapada en Australia.

La investigación también reveló nuevas pruebas de montañas de la región de Georgetown cuando ésta colisionó con el resto de Australia.

Concretamente, la investigación muestra que este cinturón de montaña, en contraste con el Himalaya, no habría sido muy alto, lo que sugiere el proceso de ensamblaje continental final que condujo a la formación del supercontinente Nuna no fue una colisión dura como la reciente colisión de la India con Asia.

Este hallazgo es un paso clave para comprender cómo se formó el primer supercontinente de la Tierra. Nuna, también conocido como Columbia, Hudsonlandia o Hudsonia, es el supercontinente más antiguo formado sobre la Tierra.

Las estimaciones calculan que Nuna tenía unos 12.900 kilometros de norte a sur, y unos 4.800 kilómetros de ancho.

 

Referencias: Adam R. Nordsvan et al. Laurentian crust in northeast Australia: Implications for the assembly of the supercontinent Nuna, Geology (2018). DOI: 10.1130/G39980.1 

CONTINÚA LEYENDO