Descubren un planeta tan denso como el hierro

El planeta localizado por el satélite de sondeo de exoplanetas TESS, tiene el tamaño de Marte pero con la composición de Mercurio.

planeta-hierro2
Patricia Klein

Un exoplaneta recién descubierto por los astrónomos representa todo un hallazgo. El planeta, llamado GJ 367b, es más pequeño que la Tierra, más denso que el hierro y lo suficientemente caliente como para derretirse, según explican los científicos en la revista Science que publica el estudio.

"Creemos que la superficie de este exoplaneta podría estar fundida", dice la astrónoma Kristine Wei Fun Lam del Instituto de Investigación Planetaria del Centro Aeroespacial Alemán en Berlín (Alemania).

El nuevo mundo hirviente, que gira alrededor de su estrella en un rango ultra cercano, se encuentra entre los exoplanetas más curiosos encontrados hasta la fecha. Gira alrededor de su estrella anfitriona cada 7,7 horas. Es un planeta de período ultracorto.

 


También ultraligero

Este tipo de mundos son más pequeños y compactos de lo habitual y completan su órbita en menos de 24 horas. Cómo estos planetas llegaron a tener configuraciones tan extremas es uno de los misterios continuos de la ciencia exoplanetaria. Este, como vemos, tiene una órbita extremadamente cercana con respecto a su estrella. Esto hace que los astrónomos estimen que GJ 376 b recibe 500 veces más radiación de la que la Tierra recibe del Sol. Como resultado, el lado diurno del planeta hierve hasta 1.500 ºC. Lógicamente con esas temperaturas, si en algún momento tuvo atmósfera, se habría evaporado.

El hecho, además, de que tenga aproximadamente el tamaño de Marte y la mitad de masa que la Tierra, hacen que sea uno de los planetas más ligeros descubiertos hasta la fecha. Su densidad es de 8,1 gramos por centímetro cúbico. La densidad de la Tierra es de 5,51 gramos por centímetro cúbico. Tiene una densidad equivalente a la del hierro casi puro (un poco más).


Su estrella se encuentra a 31 años luz de nuestro propio Sol. Está tan cerca que los astrónomos han podido averiguar sus propiedades, como el hecho de que sabemos que se trata de un planeta rocoso y que probablemente contiene un núcleo sólido de hierro y níquel, similar al interior de Mercurio.

 

 

Sus tránsitos fueron detectados por el telescopio espacial de caza de exoplanetas de la NASA, TESS, que mira las regiones del cielo durante largos períodos, buscando las caídas en la luz de las estrellas para inferir un planeta en tránsito, así como el espectrógrafo terrestre HARPS del Observatorio Europeo Austral en Chile.


Con todo, el exoplaneta tiene poco más de 9.000 kilómetros de diámetro.

Los científicos creen que es el resultado de un impacto gigante con otro planeta que eliminó la mayor parte de sus capas externas. GJ 367b podría haberse formado después de una colisión similar. También podría haber sido un planeta gaseoso cuya atmósfera fue destruida por la radiación de su estrella.


"Comprender cómo estos planetas se acercan tanto a sus estrellas anfitrionas es una especie de historia de detectives", dice Natalia Guerrero, miembro del equipo de TESS. “¿Por qué a este planeta le falta su atmósfera exterior? ¿Cómo se acercó? ¿Fue este proceso pacífico o violento? Con suerte, este sistema nos dará un poco más de información".

 

 

También te puede interesar:

Referencia: Kristine W. F. Lam, GJ 367b: A dense ultra-short period sub-Earth planet transiting a nearby red dwarf star, Science (2021). DOI: 10.1126/science.aay3253. www.science.org/doi/10.1126/science.aay3253

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo