Descubren un planeta a tan solo 11 años luz que podría albergar vida

Se trata de un exoplaneta de la masa de la Tierra que orbita la tranquila estrella Ross 128.

Los científicos esperan que este mundo del tamaño de la  Tierra sea templado, con una temperatura superficial que también podría ser similar a la de la Tierra. Sin embargo, sigue habiendo incertidumbre en cuanto a si el planeta se encuentra dentro, fuera, o en el umbral de la zona habitable, donde puede existir agua líquida en la superficie de un planeta.

 

Un exoplaneta templado

 

"Este descubrimiento se basa en más de una década de seguimiento intensivo con el instrumento HARPS, junto con reducción de datos y técnicas de análisis de última tecnología. Solo HARPS ha demostrado tanta precisión y, quince años después del inicio de sus operaciones, sigue siendo el mejor instrumento de velocidad radial", explica Nicola Astudillo-Defru, coautor del estudio.

 

Las enanas rojas, son las estrellas más frías y débiles del universo (también las más comunes). Estas características las convierten en interesantes objetivos para la búsqueda de exoplanetas, de ahí que estén siendo cada vez más estudiadas. De hecho, el líder del estudio, Xavier Bonfils de la Universidad de Grenoble (Francia) bautizó el programa de HARPS como 'El atajo a la felicidad', ya que es más fácil detectar a los pequeños hermanos fríos de la Tierra alrededor de estas estrellas, en comparación con estrellas similares al sol.

 

En el caso de Ross 128, parece ser una estrella particularmente tranquila (no como Próxima Centauri y otras, que emiten llamaradas que ocasionalmente bañan de radiación ultravioleta letal y rayos X a los planetas que las orbitan). Así las cosas, los planetas del sistema de Ross 128 podrían convertirse en el lugar más cercano conocido con posibilidad de albergar vida.

 

El planeta se mueve hacia nosotros

 

Este mundo templado está bastante cerca de nosotros, apenas a 11 años luz de distancia de la Tierra, pero lo cierto es que se mueve hacia nosotros. Los expertos esperan que se acerque en 79.000 años, convirtiéndose en el exoplaneta más cercano a la Tierra, al alcance de un parpadeo en términos cósmicos.

 

Actualmente los astrónomos están detectando cada vez más exoplanetas templados y, la próxima etapa, será estudiar con más detalle sus atmósferas, su composición y su química.

 

Referencia: A temperate exo-Earth around a quiet M dwarf at 3.4 parsecs. Observatorio Europeo Austral. Astronomy & Astrophysics 2017

 

Etiquetas: astronomíacienciaexoplanetasnoticias de ciencia

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS