Descubren un inesperado vivero de dinosaurios en el Ártico

Estábamos equivocados. Creíamos que el Ártico era un lugar demasiado hostil para los dinosaurios. Han encontrado hasta 7 especies distintas, incluido el T. rex.

vivero-dinosaurios
James Havens

Un lugar inesperado. Los dinosaurios no solo veraneaban en el alto Ártico; podrían haber vivido allí todo el año. Esta es la conclusión de un nuevo trabajo publicado en la revista Current Biology cuya nueva evidencia fósil de cientos de huesos y dientes encontrados a lo largo del río Colville en el norte de Alaska, así lo atestiguan. Los fósiles o, más bien, microfósiles, pertenecían a crías de dinosaurios, dicen los investigadores, lo que sugiere que muchas especies vivieron y prosperaron en algunas de las partes más frías del planeta.

Los restos, que cayeron de afloramientos de la Formación Prince Creek, representan hasta siete familias de dinosaurios, incluidos tiranosaurios, hadrosaurios con pico de pato y ceratópsidos con cuernos y volantes.

“Estos son los dinosaurios [no aviares] más septentrionales que conocemos”, comenta el paleontólogo Patrick Druckenmiller del Museo del Norte de la Universidad de Alaska en Fairbanks. "Y ahora está claro que no solo migraban a latitudes polares. En realidad están anidando, poniendo e incubando huevos... prácticamente en el Polo Norte".

 


Una prueba convincente de que eran de sangre caliente


Los fósiles se remontan a la temprana edad maastrichtiana del Cretácico tardío, hace unos 70 millones de años y su hallazgo se suma a la evidencia de que los dinosaurios eran de sangre caliente, disipando así la idea de que las especies árticas hubieran migrado a latitudes más bajas y cálidas para poner huevos.


“Ahora tenemos pruebas inequívocas de que también estaban anidando allí. Esta es la primera vez que alguien ha demostrado que los dinosaurios pueden reproducirse en estas altas latitudes", explican los científicos.

Los investigadores encontraron diminutos dientes y huesos de dinosaurios perinatales, aquellos que acababan de nacer o estaban a punto de hacerlo. Los bebés de dinosaurio provenían de siete especies, desde pequeñas criaturas parecidas a pájaros hasta temibles tiranosaurios, y representan casi todos los tipos de dinosaurios árticos.

 

vivero2
Current Biology

"Uno de los mayores misterios sobre los dinosaurios árticos era si migraban estacionalmente hacia el norte o eran habitantes durante todo el año", aclara Gregory Erickson, coautor del artículo. “Encontramos inesperadamente restos perinatales que representan a casi todos los tipos de dinosaurios de la formación. Era como una sala de maternidad prehistórica".

 


El Ártico tenía una media anual de 6 ºC cuando vivían los dinosaurios

Según el examen de los fósiles, algunos de estos dinosaurios incubaron sus huevos aquí hasta durante seis meses. Eso habría dejado poco tiempo para que los dinosaurios que anidaran en el Ártico migrasen hacia el sur antes de que llegase el invierno. Y cualquier descendiente habría tenido dificultades para hacer el largo viaje, comentan los autores.

A pesar de que el Ártico prehistórico era un poco más cálido que en la actualidad, los dinosaurios que pasaron los inviernos allí tuvieron que soportar meses de oscuridad, escasez de comida, temperaturas frías -llegando a bajo cero- e incluso nevadas. ¿Cómo habrían combatido el frío? ¿Hibernando? Nuevas preguntas surgen tras este reciente descubrimiento.

 

Referencia: Patrick S. Druckenmiller, Gregory M. Erickson, Donald Brinkman, Caleb M. Brown, Jaelyn J. Eberle. Nesting at extreme polar latitudes by non-avian dinosaurs. Current Biology, 2021; DOI: 10.1016/j.cub.2021.05.041

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo