Descubren un grabado geométrico hecho por neandertales

¡Es el adorno más antiguo del mundo! Tiene 51.000 años. Se trata de un hueso de ciervo tallado con 'intención simbólica', según los expertos.

grabado-geometrico
V. Minkus

El hueso de un ciervo gigante (Megaloceros giganteus) grabado que data de hace 51.000 años es el adorno más antiguo del mundo y muestra que los neandertales ya se preocupaban mucho por la estética. El hueso fue grabado hábilmente con marcas espaciadas y cuidadosamente apiladas en un patrón de chevrón, según explica el Servicio del Estado de Baja Sajonia para el Patrimonio Cultural en Hannover, Alemania, donde ha sido descubierto este artefacto.

 


Nuestros primos extintos tenían habilidades cognitivas avanzadas

Concretamente, el antiguo adorno fue descubierto cerca de la entrada de la Cueva del Unicornio en las estribaciones de las montañas de Harz en Alemania por un equipo de arqueólogos y datado por radiocarbono. Tenía una base plana para colocarlo en posición vertical, lo que sugiere que era un elemento de decoración, algo que nos aleja de esa imagen ruda y tosca que teníamos de los neandertales (ese hombre de las cavernas, todo músculo, sin cerebro) y que asociábamos más a los humanos modernos.

La evidencia previa de rasgos simbólicos y artísticos en los neandertales ha sido escasa, pero estos nuevos hallazgos plantean preguntas interesantes sobre cuán complejo podría haber sido realmente el comportamiento de nuestros primos homínidos.

El hecho de que los neandertales crearan obras de arte hace 50.000 años demuestra que tenían una comprensión clara del pensamiento abstracto y un comportamiento complejo, pues para crear semejantes incisiones dispuestas artísticamente en el hueso, requiere un alto nivel de imaginación conceptual y capacidad cognitiva. Hay seis líneas individuales talladas en los huesos, lo que sugiere que debe haber existido la idea de combinarlas de manera coherente. Después de todo, no hemos visto a nuestro pariente vivo más cercano, el chimpancé, tener este tipo de comportamiento.


Además, el hueso habría sido hervido antes de ser tallado para hacerlo más suave al tallado, por lo que se trata de una obra artística totalmente premeditada. Las muescas talladas en el hueso tienen entre 1 cm y 2,5 centímetros de largo y están colocadas en un ángulo de 90 grados, lo que significa que "no son cortes de carnicería", aclaran los autores.

 

¿Un cerebro notable?

“Es un ejemplo sobresaliente de su capacidad cognitiva. El hueso grabado es único en el contexto de los neandertales. Lo que hace que el artículo sea tan interesante es que el patrón es muy claro y los grabados son muy profundos. Habría tardado unos 90 minutos en tallarlo”, explica Dirk Leder, líder del trabajo que publica la revista Nature Ecology & Evolution.


¿Evolucionaron en paralelo las habilidades artísticas de los neandertales y el Homo sapiens? ¿O es una indicación de conocimiento compartido entre parientes cercanos?


Los investigadores apoyan la hipótesis de que contaban con las capacidades manuales e intelectuales necesarias para producir dicho artefacto independientemente de cualquier influencia humana moderna, argumentando que la evidencia arqueológica sugiere que el Homo sapiens llegó a Europa Central varios milenios después de la fecha en la que el hueso de ciervo fue grabado.

Referencia: Leder, D., Hermann, R., Hüls, M. et al. A 51,000-year-old engraved bone reveals Neanderthals’ capacity for symbolic behaviour. Nat Ecol Evol (2021). https://doi.org/10.1038/s41559-021-01487-z

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en ladymoon@gmail.com

Vídeo de la semana

Continúa leyendo