Descubren un 'esqueleto' cósmico

Se trata del mapa más detallado hasta ahora de un hueso filamentoso gigante en la Vía Láctea. Ha sido gracias a SOFIA.

 

SOFIA es el Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja, un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Alemana en DLR. Ahora, gracias a las observaciones de SOFIA, los astrónomos han aclarado el misterio acerca de que los campos magnéticos en el “esqueleto” (o hueso) de la galaxia están o no alineados. Las nuevas observaciones sugieren que generalmente no es así: los campos magnéticos no siguen la forma espiral de los brazos de la galaxia, ni son en general perpendiculares al 'hueso'.


La formación estelar en nuestra galaxia ocurre principalmente en filamentos largos y densos de gas y polvo a lo largo de sus brazos espirales. A estas estructuras los astrónomos las llaman “huesos” porque dibujan las estructuras espirales esqueléticas más densas de la galaxia.


Estos huesos suelen ser, al menos, cincuenta veces más largos que anchos y presentan movimientos internos coherentes a lo largo de su longitud. El problema, hasta ahora, es que se desconocían muchos detalles acerca de sus propiedades de campo magnético.


“Antes de SOFIA, era difícil obtener imágenes de campos magnéticos a alta resolución en la totalidad de los huesos. Ahora podemos obtener tantas mediciones independientes de la dirección del campo magnético a través de estos huesos, lo que nos permite profundizar realmente en la importancia del campo magnético en estas nubes filamentosas masivas”, explica Ian Stephens, astrofísico de la Universidad Estatal de Worcester y coautor del trabajo que publica la revista The Astrophysical Journal Letters.

esqueleto-cosmico
G47: ESA/Herschel/PACS/SPIRE/

Mapeando el campo magnético de los huesos galácticos

El proyecto Filaments Extremely Long and Dark: a MAgnetic Polarization Survey (FIELDMAPS), es el primero que tratará de mapear el campo magnético de cualquier hueso galáctico en su totalidad. De los diez huesos que el grupo planea mapear inicialmente, el primero ha sido G47, un hueso filamentoso gigante dentro de la Vía Láctea que tiene 200 años luz de largo y 5 años luz de ancho.

“Los campos magnéticos pueden potencialmente establecer la velocidad a la que se forman las estrellas en una nube de gas. También pueden guiar el flujo de gas, dar forma a los huesos y afectar la cantidad y el tamaño de las bolsas de gas más densas que eventualmente colapsarán para formar estrellas”, aclara Stephens. “Al mapear la orientación de los campos, podemos estimar la importancia relativa del campo magnético con respecto a la gravedad para cuantificar cuánto afectan los campos magnéticos al proceso de formación de estrellas”.


Precisamente llevando a cabo esto mismo, consiguieron determinar que los campos magnéticos son lo suficientemente fuertes como para evitar que, en muchas áreas, el gas sucumba al colapso gravitatorio para formar estrellas.

En el caso del hueso G47 de la Vía Láctea, estos campos magnéticos son complejos y cambian de dirección con frecuencia; esto significa que los campos paralelos de las regiones menos densas están alimentando material a las regiones más densas, donde los campos magnéticos juegan un papel clave en la tasa de formación estelar al impedir el nacimiento de nuevas estrellas.

SOFIA es un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Alemana en el Centro Aeroespacial Alemán.

 

También te puede interesar:

Referencia: The Magnetic Field in the Milky Way Filamentary Bone G47. Ian W. Stephens, Philip C. Myers, Catherine Zucker, James M. Jackson, B.-G. Andersson, Rowan Smith, Archana Soam, Cara Battersby, Patricio Sanhueza, Taylor Hogge

Published 2022 February 15 • © 2022. The Author(s). Published by the American Astronomical Society. The Astrophysical Journal Letters, Volume 926, Number 1 Citation Ian W. Stephens et al 2022 ApJL 926 L6

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme en Twitter: sarahromero_ y en ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo