Descubren que la Luna emite carbono

Este hallazgo pone en duda la hipótesis de los orígenes de la Luna, la teoría del gran impacto con Tea de protagonista.

luna-carbono
S. Yokota

¿Cómo se formó la Luna? Según la teoría más aceptada y que cuenta con la evidencia de la NASA a raíz de las misiones Apolo, la luna se formó por la colisión de un supuesto protoplaneta del tamaño de Marte, llamado Tea, y la propia Tierra en formación. Este evento arrojó material caliente en órbita, que finalmente se fusionó en nuestro único satélite natural, la Luna hace aproximadamente 4.500 millones de años. Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Science Advances cuestiona que todo fuera tan simple como esta teoría del gran impacto.

El estudio examinó las emisiones globales de carbono de la Luna. La teoría de la colisión o del gran impacto se basa en el hecho de que la Luna estaba "seca", sin carbono, debido a su candente formación, pero una nave espacial que orbita la Luna ha detectado algo realmente peculiar: nuestro satélite está emitiendo una corriente constante de iones de carbono desde casi toda su superficie, al contrario de esta creencia de que la luna no posee carbono y otros elementos volátiles. Los resultados provienen del orbitador KAGUYA de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (JAXA), nombrada así en honor a la princesa lunar de uno de los cuentos populares japoneses más antiguos. La sonda Kaguya pasó un año y medio en órbita alrededor de la Luna hace una década, recopilando observaciones de mapeo global. Y uno de sus instrumentos era un espectrómetro de masas de iones que ha encontrado rastros de carbono y agua volátil en los cristales lunares volcánicos.

 


¿De dónde provenía el carbono?


Los científicos creen que la cantidad de carbono volátil generado durante el supuesto gran impacto con Tea debería haber sido vaporizado por las intensas temperaturas (3.500-5.800 ºC), pero estos hallazgos dicen lo contrario, que el carbono ha estado allí desde la formación de la luna. Toca reconsiderar los orígenes de la Luna nuevamente.

"Estas emisiones se distribuyeron en casi la superficie lunar total, pero las cantidades fueron diferentes con respecto a las áreas geográficas lunares", dicen los investigadores.

La nave espacial japonesa observó una diferencia regional de emisiones; alrededor de 51.000 iones de carbono por centímetro cuadrado cada segundo de los "mares" lunares, o maria como se los llama (latín para mares), y ligeramente más bajos, aproximadamente 45.000 iones en las tierras altas.


"Nuestras estimaciones demuestran que existe carbono en toda la luna, lo que respalda la hipótesis de una luna que contiene carbono, donde el carbono se incrustó en su formación y / o fue transportado hace miles de millones de años".

Según los expertos, Kaguya usó un espectrómetro de masas de iones para encontrar flujos en iones de carbono demasiado grandes para que el viento solar pudiera haberlos transportado o a través de pequeños meteoritos llamados 'micrometeoroides', ambos mecanismos conocidos por suministrar a la Luna pequeñas cantidades de carbono.

 


¿La teoría del gran impacto es incorrecta?


Teniendo en cuenta que el carbono tiene una influencia considerable en la formación y evolución de los cuerpos planetarios, este hallazgo obliga a la modificación de la hipótesis del impacto para explicar la existencia de abundante carbono en la Luna. Pero no significa que sea incorrecta, sino que debe ampliarse o revisarse para incluir precisamente esta idea de que la Luna puede estar “húmeda”, más rica en sustancias livianas como el agua o el carbono.

 

Referencia: Shoichiro Yokota et al. KAGUYA observation of global emissions of indigenous carbon ions from the Moon, Science Advances (2020). DOI: 10.1126/sciadv.aba1050

Sarah Romero

Sarah Romero

Fagocito ciencia ficción en todas sus formas. Fan incondicional de Daneel Olivaw y, cuando puedo, terraformo el planeta rojo o cazo cylons. Hasta que viva en Marte puedes localizarme por aquí.

Continúa leyendo